domingo 08.12.2019

La pingada del Mayo arranca los festejos grandes del año en Palacios de la Sierra

La presencia femenina ha sido mayor en el primer acto del programa que culmina el sábado con la caldereta.
Traída del pino en la plaza. Foto: Actual Demanda Pinares.
Traída del pino en la plaza. Foto: Actual Demanda Pinares.

Los vecinos de Palacios de la Sierra han arrancado las fiestas dedicadas a Santa Ana y que traen consigo días de fervor y emociones a flor de piel. Y es que el miércoles 24 de julio ha dado el pistoletazo de salida a estas celebraciones y se ha hecho de la mejor forma posible: con uno de los actos más simbólicos y representativos de la comarca, la pingada del mayo.
Medio centenar de mozos y  mozas daban comienzo sobre las siete y media de la tarde al rtio tradicional. Esa primera jornada se completa con una orquesta de “corte más rockero, ya que sólo se hace pase de noche, al estar por la tarde la charanga, el desfile, los cabezudos…”, explica el alcalde Óscar Vicente Mediavilla, “el resto de días son también buenas orquestas, por ejemplo la del sábado es de bastante reconocimiento”.

Será el viernes 26, el día grande de los festejos en honor a Santa Ana y cuando se produzca uno de los momentos más esperados por Palacios de la Sierra. Se trata de la procesión que se lleva a cabo en honor a Santa Ana, un encuentro multitudinario y repleto de sentimiento que dará comienzo en torno a las doce del mediodía, y que se alargará, como dicta la tradición, durante una hora recorriendo las calles de este municipio pinariego.

Durante este trayecto, los hombres bailan sin descanso siempre de cara hacia la imagen y siguiendo el ritmo de jota con los brazos en alto. Un agotador pero emocionante recorrido en el que siempre se viven momentos muy intensos y llenos de fervor que en muchas ocasiones se mezclan con el intenso calor. “Bailamos todos los hombres, se hereda esa pasión de padres a hijos y es un momento muy especial para todo el pueblo. Es agotador, pero es algo muy grande”, añade el primer edil.

La caldereta, para el sábado 27, es otro de los momentos más importantes. Se cocina en ‘La Dehesa’, desde donde los cocineros darán 2.000 raciones del plato típico de la zona: un guiso elaborado con carne de ternera y patatas que se prepara al calor del fuego de la leña.

La pingada del Mayo arranca los festejos grandes del año en Palacios de la Sierra
Comentarios