sábado 22/1/22
Panes de anisillos de San Antón
Panes de anisillos de San Antón

Vinuesa se llena en estas fechas de sentimiento cofrade, a pesar de que estas fiestas no se celebrarán por la pandemia un año más. Fiestas ancestrales que rememoran costumbres de hace siglos y que han perdurado pese al paso del tiempo como San Antón, que tendrá lugar el lunes 17 de enero y donde únicamente se vivirá la misa en la iglesia y no en la ermita como era costumbre. Y es que, normalmente, los cofrades de San Antón comenzaban la celebración con la misa en la ermita para después pasar a degustar las hogazas de anisillos, toda una tradición que solo se vive en esta jornada. Se elaboraban de forma artesanal por la empresa Vinuesa Tradición Panadera donde hacían unas 20 hogazas grandes y unas 80 pequeñas. Vinuesa no termina aquí sus cofradías, a pesar de que no se vivirán como otros años por culpa de la pandemia.

Será el 21 de enero cuando el testigo lo recoja la cofradía de Santa Inés que también solo vivirá la celebración de la misa en la iglesia. Continúan como mayordomos de esta cofradía los hermanos Ángela y Sergio de la Orden. Esta cofradía de Santa Inés tenía por costumbre, tras la misa, la degustación de un refresco donde se invitaba a moscatel y sobadillos a todos los cofrades. La tarde daba paso a las cuentas de la cofradía y como tradición, se daba a cada hermano un paquetito de bizcochos bendecidos.

Este año nuevamente se tendrá que prescindir de todo esto. “Esperamos que para el 21 de julio podamos celebrar con normalidad la romería a Santa Inés que es otro de los días más importantes para la cofradía”, señala Ángela de la Orden.

Vinuesa completará las fiestas cofrades con San Blas en febrero también sin actos pero con el toque dulce de sus roscos: un bizcocho de masa dulce y esponjosa que se decora con una elaboración de azúcar y clara de huevo, a la que se le añaden granillos de colores, flores de oblea y que se bendice ante el Santo. Y es que todos los visontinos conocen desde niños esta singular y rica costumbre de degustar por San Blas este tipo de rosco, o bien porque lo elaboran en sus propias casas que también es costumbre en Vinuesa, o bien adquiriéndolo en las dos panaderías locales que lo preparan de una forma tradicional y puramente artesanal.

Vinuesa revive su sentimiento cofrade sin actos por la pandemia
Comentarios