martes 11/5/21

“No podemos volver a la casilla de salida, para desescalar hay que ser lentos”

La Consejera de Sanidad recuerda que hay familias enteras que se encuentran ingresadas en los hospitales y las UCIS
La Consejera de Sanidad en rueda de prensa
La Consejera de Sanidad en rueda de prensa

Al principio de esta semana se cumplía ya un año desde que la Consejería de Sanidad hiciese público el teléfono de atención al Coronavirus y España continúa disminuyendo sus tasas de contagio a un ritmo superior que la semana pasada.

La Consejera de Sanidad, Verónica Casado, valoraba que “se está descendiendo a mayor ritmo, pero aún estamos muy lejos de decir que la situación epidemiológica y sanitaria es buena”. También agradecía a la colaboración de toda la gente que está luchando porque esta incidencia disminuya.

En la provincia de Burgos se notificaron ayer, 11 de febrero, 91 nuevos casos positivos y en la provincia de Soria 48. Sanidad recuerda que “siguen siendo cifras que detienen la actividad normal de nuestros hospitales, que afecta también a lo no covid” porque en Castilla y León se encuentran actualmente 303 personas en las unidades de críticos y 1.481 en planta.

Además, Casado recordaba que la estancia media de una persona en la UCI es de al menos 21 días, que en algunos casos se ha elevado a meses. “Están entrando personas jóvenes y personas sin factores de riesgo; es muy fácil entrar en la UCI, pero salir de ella es muy complicado y hay casos que se prolongan durante meses”.

También ha querido hacer hincapié en que las navidades han pasado factura, prueba de ello es que “hay que recordar que tenemos familias enteras ingresadas en las UCIS de los hospitales, el medio familiar ha sido muy contagioso”.

“Las medidas restrictivas, los cribados en las poblaciones y la colaboración de la población están siendo esenciales en esta bajada, pero todavía estamos en una situación muy complicada. Sigue habiendo muchos contagios y el impacto en los hospitales sigue siendo muy alta”.

Por ello cree que hablar de desescalada es aún muy peligroso porque la situación sigue siendo mala; “no podemos volver a la casilla de salida, para desescalar tenemos que ser muy lentos, sobre todo en aquellas medidas que creemos que han sido las que han favorecido que bajen los números”.

Tampoco hay que olvidar que la variante británica cada vez se encuentra más presente en el territorio nacional y “va a terminar por convertirse en la cepa dominante en todo el territorio”, afirma Verónica Casado.

Restricciones

Sanidad también ha confirmado que van a volver a solicitar un nuevo análisis para saber cuál son los factores que provocan este descenso de casos porque “hay comunidades que no han sido tan restrictivas y, sin embargo, han tenido la misma velocidad de descenso”.

El vicepresidente de la Comunidad de Castilla y León, Francisco Igea, destacaba que “estamos bajando casi tan rápido igual que subimos, eso es muy buena noticia, pero los niveles de alarma no se fijan sólo por la situación epidemiológica sino también por la situación de los hospitales que en esta comunidad están muy elevados”.

“Nuestra intención es continuar con las medidas hasta que los niveles de alarma nos permitan ir progresivamente y de manera prudente relajando esas medidas restrictivas; eso es compatible con seguir trabajando en ayudas directas a los sectores que se han visto más afectados”.

Son muchos los hosteleros que se quejan ante esta situación porque cuando Burgos estuvo muy mal en la segunda ola las restricciones se decidieron aplicar sólo en Burgos y ahora es toda la comunidad la que está con las mismas restricciones independientemente de que haya provincias que se encuentran en una mejor situación que otras.

“No podemos volver a la casilla de salida, para desescalar hay que ser lentos”
Comentarios