jueves 28.05.2020

Castilla Termal Hoteles hará test rápidos de coronavirus a sus trabajadores y tomará la temperatura a los clientes

Entre los hoteles de la cadena está el de El Burgo de Osma, en el edificio de la antigua Universidad de Santa Catalina,
Hotel Termal El Burgo de Osma
Hotel Termal El Burgo de Osma

La cadena Castilla Termal Hoteles ha desarrollado un protocolo con 42 medidas frente al coronavirus de cara a su futura apertura, entre las que se incluyen acciones tanto para los posibles clientes, a quienes tomará la temperatura a su llegada, como para sus trabajadores, a los que efectuará test rápidos de Covid-19, para “ofrecer la opción más segura y saludable para disfrutar de un ocio responsable”.

Las medidas se agrupan en seis apartados, como son equipo y colaboradores, recepción de clientes, habitaciones, instalaciones y espacios comunes y restaurantes y balnearios. Un detallado plan de protocolos de actuación y vigilancia que se aplicarán en los cuatro establecimientos con los que cuenta la cadena, Castilla Termal Monasterio de Valbuena, Balneario de Solares, Balneario de Olmedo y Castilla Termal Burgo de Osma.

Para el equipo y los colaboradores, Castilla Termal llevará a cabo, además de los test rápidos y controles de temperatura corporal dos veces al día, acciones de formación continua de todo el sobre los nuevos protocolos, con una actualización permanente ante nuevas contingencias y escenarios, al tiempo que refuerza las medidas de higiene en todas las áreas de trabajo, que incluye la desinfección de uniformes y puestos de trabajo tras cada turno, así como el uso de guantes y la utilización del gel hidroalcohólico y la desinfección de productos y zona de almacenaje.

En la recepción de sus establecimiento, la cadena instalará alfombras de desinfección en los accesos así como mamparas de separación, en los que además se medirá la temperatura a los huéspedes a su llegada. Los datos de reserva se anticiparán por email o teléfono para minimizar el contacto y evitar entregar papel, `por lo que también los folletos turísticos se enviarán por estas vías, así como las facturas, mientras que el pago tendrá que ser con tarjeta de crédito.

Las habitaciones, que contarán con nuevos kits de amenities de seguridad con mascarilla, gel de hidroalcohol y vasos desechables, contarán con protocolos de limpieza y desinfección excepcionales y con un tratamiento de los sistemas de ventilación.

Para los espacios comunes de los hoteles, Castilla Termal ha decidido intensificar la frecuencia de la limpieza y desinfección y colocar dispensadores de gel en cada planta, así como una solución hidroalcohólica y un expendedor de guantes a la entrada del hotel. Por su parte, las zonas infantiles permanecerán cerradas.

En el restaurante, cuyas mesas se reducen para asegurar la separación social, la cadena ha creado un nuevo sistema de gestión de reservas de almuerzo o cena previo a la llegada, mientras que ofrecerá la posibilidad de disfrutar del desayuno en mesa o en habitación. El hotel recomendará a los clientes el pago con tarjeta o sistemas de pago virtual o cargar los gastos a la cuenta de la habitación.

Finalmente, en la zona de balneario, se tomará la temperatura a los huéspedes, que deberán reservar previamente cita. El hotel desechará todo el material utilizado en esta zona y desinfectará las tumbonas y cabinas de tratamientos tras cada cliente, así como al circuito de contrastes, donde el acceso máximo estará limitado a seis personas pertenecientes a la misma unidad familiar.

Castilla Termal Hoteles hará test rápidos de coronavirus a sus trabajadores y tomará la...
Comentarios