jueves 09.04.2020

La crisis del Coronavirus muestra que el teletrabajo puede ser una gran oportunidad para repoblar la España vaciada

La crisis del coronavirus muestra que el teletrabajo será en el futuro una de las grandes oportunidades para luchar contra la despoblación en todos los pueblos de la España Vaciada. 
La crisis del coronavirus abre la puerta a una nueva oportunidad, el teletrabajo. Una opción de futuro que puede ser además clave para luchar contra la despoblación en la España vaciada.
La crisis del coronavirus abre la puerta a una nueva oportunidad, el teletrabajo. Una opción de futuro que puede ser además clave para luchar contra la despoblación en la España vaciada.

La crisis sanitaria y económica provocada por el coronavirus supone un enorme desafio son precedentes para la nación y también para la España vaciada. Está obligando a instituciones, empresas y personas a reinventarse en todos los sentidos para poder vivir con la máxima normalidad todos los días. El teletrabajo es además una gran oportunidad económica y estratégica para generar empleo y riqueza en la España vaciada y por lo tanto para los pueblos de pinares de Burgos y de Soria. Está situación no hace sino adelantar lo que va a ocurrir en el futuro. Y es que está demostrándose que con las tecnologías que existen hay cientos de miles de personas que podrían trabajar si pisar una oficina. Tal vez la lógica sea dar incentivos a las empresas que contraten a personas empadronadas en pueblos y que trabajen desde allí. La generación de riqueza aumentaría y se podría fijar población que es lo que necesita la España rural en estos momentos.

La suspensión de las clases escolares y universitarias en toda España ha despertado el interés de los centros educativos por impartir clases a distancia. Además, los padres de los niños más pequeños, han tenido que modificar su régimen laboral para que sus hijos no se queden solos en casa. Para dar solución a esta circunstancia el gobierno ha recomendado optar por el teletrabajo en todos aquellos casos en los que sea posible. También ha decidido flexibilizar los horarios cuando no lo sea. Dejando a un lado todos aquellos empleos en los que sea imposible la aplicación de esta medida (trabajos manuales, hostelería, transportes o servicios públicos) lo cierto este nuevo escenario supone una gran oportunidad para poner en valor el teletrabajo. No sólo como una alternativa para situaciones extraordinarias, sino como una opción válida con carácter general, que ya goza de gran implantación en otros países.

Suecia, Islandia, Holanda, Luxemburgo o Reino Unido son algunas de las naciones europeas donde más se ha impulsado el teletrabajo, que cada día realizan entre un 20% y un 28 % de los trabajadores, según cifras de Eurostat. Muy al contrario, en España, la cifra de 'teletrabajadores' apenas llega al 3 por ciento. Curiosamente, un 27% de las empresas españolas se muestran partidarias de aplicar esta medida, según datos del INE.

Y es que el teletrabajo cuenta con numerosas ventajas con respecto al tradicional empleo presencial: conciliación de la vida personal y laboralahorro en tiempo y desplazamientos (con el consecuente descenso de la contaminación), mejora en la productividadreducción de costes para las empresas y menor estrés.

 

La crisis del Coronavirus muestra que el teletrabajo puede ser una gran oportunidad...
Comentarios