viernes 7/8/20

'Los pueblos, valor en alza', por Salomón Ortega

El pasado 25 de junio, el Congreso de los Diputados ha sacado adelante con una amplia mayoría absoluta de apoyos –295 síes, 52 abstenciones de los diputados de Vox y ningún voto en contra– la moción presentada por Teruel Existe en la que insta al Gobierno a actuar poniendo en marcha con la mayor rapidez posible un “Plan de Reactivación de las zonas despobladas”

Presencia de miembros de las plataformas en las puertas del Congreso de los Diputados.
Presencia de miembros de las plataformas en las puertas del Congreso de los Diputados.

El pasado 25 de junio, el Congreso de los Diputados sacaba adelante con una amplia mayoría absoluta de apoyos –295 síes, 52 abstenciones de los diputados de Vox y ningún voto en contra– la moción presentada por Teruel Existe en la que insta al Gobierno a actuar poniendo en marcha con la mayor rapidez posible un “Plan de Reactivación de las zonas despobladas”

Por primera vez desde la restauración de la democracia en España, nuestros pueblos y comarcas de La España Vaciada, olvidada y despoblada han sido protagonistas de un debate en el Congreso de los Diputados. Por fin sus señorías han debatido el plan urgente sobre la despoblación y el reequilibrio territorial y demográfico presentado por la agrupación electoral de Teruel Existe en nombre de todas las plataformas de La España Vaciada (EVA) y que ha logrado el apoyo mayoritario de todos los partidos políticos excepto un grupo que se ha abstenido.

En la exposición de motivos de la moción aprobada, se reconoce que la lucha contra la despoblación y el reequilibrio territorial, social, económico y demográfico de la España Rural es una “cuestión de estado” y por lo tanto este cambio solo puede producirse a través del dialogo y la concertación política, y que esta responsabilidad recae, a partes iguales, en todos los grupos políticos, ostenten o no responsabilidades de gobierno a escala nacional, autonómica o local.

"Lo importante, más que los detalles o que algunas medidas se puedan perfilar o añadir más adelante, es el acuerdo para un Pacto de Estado y que se pongan en marcha políticas bien pensadas, elaboradas desde el reconocimiento real del problema, con financiación suficiente, y que sea ya mismo, y durante los próximos meses de 2020. Medidas que estarán enmarcadas en el calendario de los nuevos presupuestos de España y de la Unión Europea, del Plan de Recuperación para Europa (2021-2027) y el instrumento de la Next Generation EU (2021-2024) de la Unión Europea”, ha declarado Tomás Guitarte a los medios.

Nos encontramos en un momento decisivo para nuestra comarca y puede ser un “punto de inflexión” para reenfocar nuestros problemas y adoptar políticas inteligentes que pongan en valor nuestro patrimonio y nuestra capacidad de superación pasando de las palabras a los hechos.

Son muchas las medidas y propuestas que se contienen en el documento y creo que este no es el lugar ni el momento para exponerlas en detalle; pero me vais a permitir hablar de algunos aspectos por los que creo que “los pueblos son un valor en alza” y, si cabe, aun mas como consecuencia y experiencia de la crisis sanitaria que, desgraciadamente, aun sufrimos.

BIENESTAR Y ECONOMIA SOCIAL

Potenciemos la economía local, restringiendo las importaciones de productos que ya producimos aquí, a ser posible, ecológicos. ¿Por qué tenemos que contaminar por traer tomates de la otra punta del globo si los nuestros son estupendos? Apliquemos esta lógica a todo. Hay muchos ejemplos que, bajo el prisma de la reducción de emisiones y aprovechando el parón económico, podemos reconsiderar.

El mercado no es útil si perjudica a la sociedad: hagamos que la huella de carbono forme parte del precio de los productos. De esta forma, poniendo un precio al CO2, será el propio mercado el que cree un modelo de proximidad que impulse una economía baja en carbono.

TELETRABAJO.

Hemos visto que el teletrabajo es perfectamente viable en muchísimos casos. Ahora mismo, numerosas empresas están plenamente operativas con sus empleados en casa.

¿Qué pasaría si cuando salgamos de la crisis del COVID-19 se generaliza el teletrabajo como una práctica mucho más habitual?

Evitaría los millones de desplazamientos que a diario se producen para ir a trabajar, es una medida de reducción de emisiones de gran calado, permitiría una mayor conciliación familiar y sobre todo, nos permitiría vivir y teletrabajar en el pueblo.

Por eso es tan importante que nuestros pueblos dispongan de una infraestructura adecuada que nos permita disponer de 100 Mbps simétricos y reales.

MEDIO AMBIENTE

En 2006 se estrenó “Una verdad incómoda”, el documental que consiguió que la opinión pública de todo el planeta supiera que las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por la actividad humana estaban aumentando la temperatura de la atmósfera, provocando un cambio climático a escala planetaria que amenaza a todos los seres vivos.  Desde entonces, a pesar de que las predicciones se han convertido en evidencias y que todos somos conscientes de la dimensión de la amenaza, seguimos sin realizar avances significativos que reduzcan las emisiones que causan huracanes, inundaciones, sequías y olas de calor con un gran impacto en las poblaciones más vulnerables del planeta. Además, en las ciudades, la contaminación por partículas, lejos de reducirse, crece también cada año, provocando 9 millones de muertes prematuras por la mala calidad del aire y más de 33.000 en el caso de España.

Por desgracia la crisis del coronavirus nos ha permitido saber que, si lo consideramos necesario existen recursos, que la sociedad puede reaccionar ante una amenaza cuando descubre que le afecta y que realmente tiene herramientas poderosas, inteligencia y capacidad para actuar con rapidez.

COMPENSACION POR LA CAPTACION DE CO2

Consideramos que nuestro histórico modelo de Gestión Forestal Sostenible es un buen modelo para fijar población rural, facilitar la ganadería extensiva, la creación de PYMES comarcales, la

incorporación de la mujer, etc.

Creemos que ha llegado el momento de “Cobrar por reciclar”.

Nosotros entendemos que la función sumidero de CO2 debe ser considerada como un aprovechamiento comunal más y de la misma forma que se extendió el axioma de que el que contamina paga, hay que dar el salto a que el que conserva, el que oxigena, cobra.

Aún no sabemos cómo se va a con­cretar, pero estamos seguros de que en algún momento se va a legislar sobre ello y nuestra Comarca de Pinares debe estar unida y preparada para que esos recursos vayan destinados a los ciuda­danos, como titulares de los aprove­chamientos forestales, y a los montes que son la base en la que se fundamen­ta nuestra comarca.

CIUDADES vs SALUD

El desaforado desarrollismo urba­no del siglo pasado, la falta de un modelo nacional de desarrollo equilibrado y el uso generalizado del automóvil ha llevado a las grandes urbes a una sobrepoblación y que con­lleva los conocidos problemas de con­taminación, masificación, acceso a la vivienda, falta de movilidad, insalubridad, etc.

La integración de soluciones naturales en ciudades (como espacios verdes, pasillos vegetales, arbolado, huertos urbanos, fachadas y tejados vegetales, rehabilitación de espacios industriales, canales, fuentes y otras medidas), es crítica y difícil de conseguir en momentos de crisis sanitarias.

Aunque las ciudades tengan sistemas de salud mejores y más accesibles, la pandemia ha puesto de manifiesto las tremendas dificultades de las grandes urbes para resistir.

 

Estos son algunos ejemplos por los que creemos que los pueblos tienen futuro y habría muchos más; por todo ello debemos confiar y apostar por el futuro de nuestro territorio y de nuestra comarca.

Pesa demasiado sobre nuestro animo la nostalgia y la resignación por tantos años de abandono, pero no debe ser obstáculo para seguir luchando por otra forma de organización territorial que corrija los errores cometidos en las últimas décadas.

Porque los pueblos son un valor en alza.

'Los pueblos, valor en alza', por Salomón Ortega
Comentarios