sábado 25/9/21
Sociedad

"Todavía se puede visitar la exposición de pintura de Rubén Arroyo en Hacinas que está siendo un éxito

Una pintura es un poema sin palabras escribió el gran poeta Horacio. Y es que el gran pintor de Salas Rubén Arroyo es uno de los mejores poetas de los pinceles que ha dado Burgos en los últimos veinte años. Afortunadamente, todavía se pude disfrutar de una maravillosa exposición con sus últimas obras en la Sala de Exposiciones del Centro de Visitantes del Árbol Fósil de la preciosa e histórica localidad burgalesa de Hacinas. Una sala cómoda y muy bien iluminada con una gran ambientación musical por la que han ido pasando centenares personas desde su inauguración el pasado 19 de agosto. Una fantástica muestra de sus últimos trabajos de Rubén que estará abierta hasta el domingo 29 de agosto entre las 19:30 y las 21:00 horas.

“Ya había expuesto con anterioridad aquí y la verdad es que estoy muy contento de volver a hacerlo. En total son 62 obras y casi todas son pintura figurativa, realista y en formato bastante pequeño. Todas son piezas nuevas porque durante la pandemia he tenido todo el tiempo del mundo para pintar. Muchos cuadros son motivos de la zona y hay otros en los que me he ayudado de fotografías. También hay tres obras de gran formato y en realidad son paisajes anónimos que podrían estar en cualquier lugar. También he pintado muchas marinas. Sentí esa necesidad probablemente por mi deseo de poder viajar a destinos con playa durante los peores momentos de la pandemia. El proceso creativo no siempre es sencillo y muchas veces necesito varios días para ir retocando las obras hasta terminarlas. Tampoco es sencillo dedicarse únicamente a la pintura a nivel profesional, pero si me ayuda muchísimo una trayectoria que he forjado durante muchos años. Además, estoy muy contento con las clases de pintura que imparto en el primer piso del Mercado Municipal de Abastos de Salas de los Infantes desde hace ya más de diez años, finaliza Rubén Arroyo.

Nace en Salas de los Infantes (Burgos) en 1976, y a la temprana edad de 12 años empieza su afición por la pintura de la mano de Emiliano Marlasca. El óleo le cala en los huesos con tal intensidad que a los 17 años se matricula en la Facultad de Bellas Artes de Salamanca, especializándose en pintura. Acabados sus estudios se traslada a la Alberca (Salamanca), donde junto con dos compañeros funda la asociación AGRUP-ARTE TRÉBOL, con carácter artístico y artesanal. Desde que termina su formación, ha compatibilizado su labor artística con las clases de dibujo y pintura que ha impartido por Salamanca y Burgos, intentando transmitir el amor por este arte como se lo transmitieron a él. Desde 1996 ha realizado varias exposiciones con gran acogida, en las provincias de Burgos y Salamanca, mostrando una mezcla de caracteres propios, como corresponde a un artista visceral, joven y ágil como es Rubén.

Comentarios
"Todavía se puede visitar la exposición de pintura de Rubén Arroyo en Hacinas que está...