jueves. 23.05.2024
1500x500
Rio Duero Soria Voleibol

El camino de Unicaja Costa de Almería y Río Duero Soria se ha cruzado en infinidad de ocasiones durante más de dos décadas en la máxima categoría, y este fin de semana, vuelve el ritual con la visita celeste al Moisés Ruiz (19.30 horas). El choque del sábado trae recuerdos a ambos bandos de la emocionante eliminatoria de play off protagonizada en la recta final del curso pasado donde los almerienses salieron victoriosos. Si bien es cierto que es algo que los sorianos tendrán muy presente, no será sencillo devolver la moneda, puesto que en estos momentos el equipo más en forma de la Superliga Masculina de voleibol es precisamente el equipo andaluz.

Por tanto, si siempre el asalto al templo almeriense es complejo, en esta ocasión el objetivo parece inalcanzable a juzgar por los números cosechados hasta el momento por Unicaja. Así, el liderato emplaza al cuadro ahorrador como el único de la categoría que no conoce la derrota y tan solo en un encuentro ha sumado dos puntos, siendo todo lo demás victorias por 3-0 o 3-1. Todo ello, a pesar de que ya se ha enfrentado a equipos como CV Guaguas, el vigente campeón.

Manuel Berenguel ha confeccionado un equipo que aspira a todo y que, además, en estos momentos se encuentra a un gran nivel de forma. Jovanovic es el encargado de dirigir un juego en el que destaca la anotación de Kukartsev, con centrales internacionales Jorge Fernández y Miquel Angel Fornés, así como un abanico de receptores a prueba de todo, como Juanmi González, Ernesto Jiménez o Marlon Palharini, sin olvidar el trabajo del líbero Francisco José Fernández. Pese a todo, el equipo soriano no renunciará a apurar todas sus opciones. De hecho, Toribio persigue seguir dando pasos en la evolución de los suyos, que hasta el momento han mostrado trabajo, compromiso y seriedad, logrando el primer objetivo de la temporada de volver a la Copa del Rey.

El camino de Unicaja Costa de Almería y Río Duero Soria se ha cruzado en infinidad de ocasiones durante más de dos décadas en la máxima categoría, y este fin de semana, vuelve el ritual con la visita celeste al Moisés Ruiz (19.30 horas). El choque del sábado trae recuerdos a ambos bandos de la emocionante eliminatoria de play off protagonizada en la recta final del curso pasado donde los almerienses salieron victoriosos. Si bien es cierto que es algo que los sorianos tendrán muy presente, no será sencillo devolver la moneda, puesto que en estos momentos el equipo más en forma de la Superliga Masculina de voleibol es precisamente el equipo andaluz.

Por tanto, si siempre el asalto al templo almeriense es complejo, en esta ocasión el objetivo parece inalcanzable a juzgar por los números cosechados hasta el momento por Unicaja. Así, el liderato emplaza al cuadro ahorrador como el único de la categoría que no conoce la derrota y tan solo en un encuentro ha sumado dos puntos, siendo todo lo demás victorias por 3-0 o 3-1. Todo ello, a pesar de que ya se ha enfrentado a equipos como CV Guaguas, el vigente campeón.

Manuel Berenguel ha confeccionado un equipo que aspira a todo y que, además, en estos momentos se encuentra a un gran nivel de forma. Jovanovic es el encargado de dirigir un juego en el que destaca la anotación de Kukartsev, con centrales internacionales Jorge Fernández y Miquel Angel Fornés, así como un abanico de receptores a prueba de todo, como Juanmi González, Ernesto Jiménez o Marlon Palharini, sin olvidar el trabajo del líbero Francisco José Fernández. Pese a todo, el equipo soriano no renunciará a apurar todas sus opciones. De hecho, Toribio persigue seguir dando pasos en la evolución de los suyos, que hasta el momento han mostrado trabajo, compromiso y seriedad, logrando el primer objetivo de la temporada de volver a la Copa del Rey.

Río Duero Soria se mide al intratable Unicaja Costa de Almería