domingo 20/9/20

El San Pablo Burgos disputa el primero de los tres exigentes duelos con los que finalizará la fase de grupos de la Champions League ante el AEK

Joan Peñarroya destaca la igualdad que hay en el Grupo B

El San Pablo Burgos disputa el primero de los tres exigentes duelos con los que finalizará la fase de grupos de la Champions League ante el AEK

Llega el momento decisivo de la fase de grupos de la Basketball Champions League. La igualdad en el Grupo B hace que todo se vaya a decidir en las últimas tres jornadas y Joan Peñarroya es consciente de la trascendencia del duelo de hoy (20.30 horas/DAZN) ante el AEK de Atenas. «Una victoria y algún otro resultado nos daría casi el pase a octavos. Todo está muy igualado», aseguró.
El técnico azulón, que tiene a todos sus hombres disponibles salvo a Huskic, destacó la importancia del choque y también su dificultad. Calificó a su rival como «un equipo muy peligroso y uno de los aspirantes al título tanto por tradición como por plantilla». Entre la constelación de estrellas de la escuadra griega, resaltó la figura de Langford, aunque no se olvidó de Maciulis, Slaugther, Chalmers y compañía: «Tienen una plantilla con jugadores con un gran bagaje a nivel europeo. Langford ha sido el máximo anotador de la Euroliga y promedia 20 puntos por partido. Está claro que es su foco ofensivo, pero tienen más armas y mucho peligro a nivel individual».

Pese a ello, el técnico Joan Peñarroya confía en las opciones de su equipo ante el que, asegura, es uno de los candidatos a revalidar el título que consiguió en 2018. «Es un gran rival, tanto por tradición y experiencia en Europa como por plantilla», afirma. El entrenador cree además que un triunfo dejaría a los burgaleses con pie y medio en la siguiente ronda en el caso producirse una serie de resultados favorables.
En la segunda vuelta de la competición europea la actuación de los azules ha sido irregular. Dos victorias importantes, ante el Antwerp y el Bandirma, fueron minimizadas con sendas derrotas en las salidas a Polonia y Francia. Este último tropiezo hace aún más necesaria una victoria ante los griegos, que son segundos con siete triunfos, uno más que los burgaleses.

El AEK es uno de los mejores conjuntos de toda la competición y ya doblegó a los de Peñarroya en la primera vuelta. «Es un equipo con muchas armas, con jugadores desequilibrantes y un baloncesto defensivo muy compacto», valora Peñarroya. Los amarillos se impusieron en noviembre por 74-66 gracias a un gran primer cuarto y a la actuación de Keith Langford, con hasta 30 puntos. El estadounidense es el líder en anotación del torneo, con 228 puntos totales y 20.7 de media por partido. «Es su principal foco ofensivo. Genera sus tiros y tiene capacidad individual para jugar uno contra uno o hacer lanzamientos difíciles de defender para el rival», explica el técnico catalán.

La principal ausencia visitante será la de una de sus grandes figuras, Howard Sant-Roos, que hace tan solo dos semanas fichó por el CSKA de Moscú, club de Euroliga. El AEK notará esta baja, tanto en su juego ofensivo como defensivo. El alero cubano era el líder del equipo en rebotes, robos, valoración y minutos disputados en Europa.

Peñarroya cree que los griegos pueden cubrir su baja gracias a su extensa plantilla. «Los cambios requieren un periodo de adaptación. Su baja les ha hecho estar en los últimos partidos a un nivel que no es el que atesoran», señala el técnico, quien también recuerda que hace tan solo dos semanas fueron capaces de ganar al Panathinaikos, su principal rival en liga. Además, recuerda que el AEK se ha reforzado hace tan solo una semana con la llegada de Nikos Zisis, procedente del Joventut y que podría debutar ante el San Pablo Burgos.

El San Pablo Burgos disputa el primero de los tres exigentes duelos con los que...
Comentarios