miércoles 13.11.2019

El Boletus Edulis es ahora la especie más común en la producción micológica

La producción se está viendo ralentizada en toda la Comunidad de Castilla y León y, pese a algunas 'floradas' en determinadas comarcas, se sigue considerando escasa la recolección.
Boletus Edulis.
Boletus Edulis.

El Centro de Servicios y Promoción Forestal y de su Industria de Castilla y León (Cesefor) ha advertido que aunque se han detectado picos de producción micológica de determinadas especies, la tónica general es de fructificación escasa en la mayoría de la superficie productora de Castilla y León. 

“Las elevadas temperaturas y ausencia de lluvias a finales de septiembre apuntan a una ralentización en la aparición de especies que ya fructificaban. Hasta que un nuevo frente refresque y aporte humedad al horizonte superficial del suelo para activar de nuevo la producción de setas silvestres no se volverá a activar la campaña micológica de otoño”, explicó el responsable del área de micología, José Miguel Altalarrea.

En estos momentos la especie que con mayor probabilidad se puede recolectar (a pesar de las elevadas temperaturas y la ausencia de precipitaciones) es el boletus edulis. Gracias a las precipitaciones abundantes de la segunda y tercera semana de septiembre, durante la pasada semana y la actual se están registrando picos productivos en muchos de los montes de la Comunidad.

Tanto en Segovia, como en Burgos, Ávila y Soria, estas fructificaciones se localizaban principalmente en zonas productoras de cotas elevadas, con rendimientos de recolección destacables, en muchos casos superiores a un kilo por hora.

“Esta semana además hemos registrado ya ejemplares en las zonas más húmedas de menor altitud, aunque con rendimientos y producciones bajas. La ausencia prolongada de precipitaciones y las elevadas temperaturas que se están registrando en toda Castilla y León van a propiciar el descenso paulatino de las fructificaciones en los montes, hasta que un nuevo frente refresque y aporte humedad al horizonte superficial del suelo para activar de nuevo la producción de setas silvestres”, reiteró.

La fructificación de níscalos (lactarius deliciosus) es escasa en todas las zonas de la Comunidad, a excepción de pequeñas zonas en la comarca de Pinares Llanos de la provincia de Soria, donde, durante esta última semana, se registraron picos de producción con rendimientos de recolección superiores a dos kilos por hora, si bien estas producciones no son generalizadas en toda la comarca, representando la zona en producción un porcentaje de superficie muy pequeño respecto a la superficie total de masa productora.

En el resto de la superficie no se registraron producciones de níscalos. También se recolectaron ejemplares sueltos de níscalos en praderas y zonas de encharcamiento en cotas altas de las provincias de Soria, Segovia, Ávila y Burgos. “Estas producciones no son muy significativas por su localización puntual en estas zonas concretas”, destacó Altalarrea.

Durante toda la semana pasada se pudieron recolectar amanita caesarea en los rebollares (robledales) aclarados de la Comunidad, donde mayores acumulaciones de agua se registraron durante la segunda y tercera semana de septiembre. Sin embargo, esta semana debido a la climatología adversa para la fructificación de esta especie, la ausencia de lluvias y las temperaturas elevadas, se ha estacionado su fructificación.

De igual forma la semana pasada se registraron fructificaciones localizadas (no de forma generalizada) de setas de cardo (pleurotus eryngii) en eriales y pastizales tanto en la provincia de Soria, como en las de Burgos y Segovia.

Muestreo

Desde primeros de septiembre los micólogos del centro investigador llevan realizando muestreos de las parcelas micológicas permanentes y muestreos mediante recorridos variables por las masas forestales de la Comunidad.

El objetivo de estos muestreos es la estimación y caracterización de las producción de setas silvestres en la Comunidad. “Estos inventarios se realizaran por parte de la Fundación Cesefor, con el apoyo de la Junta de Castilla y León, con una periodicidad semanal desde el día 1 de septiembre hasta las primeras semanas de diciembre, con el objetivo de estimar la cantidad y variedad de setas silvestres que fructifican en las masas productoras de la Comunidad”, dijo.

Además de estos muestreos, a lo largo de este otoño y en colaboración con la Fundación Patrimonio de Castilla y León se viene realizando un inventario, desde Cesefor, cuantificando y caracterizando las setas silvestres que fructifican en las parcelas establecidas en la Reserva Micológica del Amogable (Pinar Grande de Soria).

  

El Boletus Edulis es ahora la especie más común en la producción micológica
Comentarios