sábado 5/12/20

La Diputación de Burgos pretende invertir parte del superávit de 2019 en el Centro de Interpretación de Clunia

Parte de esos 9,2 millones de euros se podrán destinar a inversiones sostenibles siempre que el Gobierno Central haga un listado nuevo o consiga prorrogar el ya establecido.
César Rico y Ángel Guerra en la rueda de prensa.
César Rico y Ángel Guerra en la rueda de prensa.

La Diputación Provincial de Burgos podrá destinar 9,2 millones de euros del superávit presupuestario de 2019 a diferentes inversiones sostenibles en la provincia como puede ser el centro de recepción de visitantes de Clunia, entre otras. Así lo ha corroborado hoy su presidente, César Rico, durante su comparecencia para informar de la liquidación del presupuesto de la institución provincial del pasado ejercicio.

Rico ha advertido de que para poder invertir esta cuantía, “primero, el Gobierno tiene que cumplir con su tarea”, dijo, que es “prorrogar el dinero en el que se establece el listado de las inversiones sostenibles que está prorrogado”, señaló, o si no “que haga otro nuevo”, exclamó.

“Están supeditadas a que el Gobierno haga su tarea”, dijo, al tiempo que recordó que el Ejecutivo central tiene “muchas tareas pendientes” como “ampliar los superávits presupuestarios que tiene pendientes muchos ayuntamientos”. Así, insistió en que la Diputación de Burgos “hace suya” la petición de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) en cuanto a que “la regla del gasto se compute con el presupuesto inicial y no con el presupuesto ejecutado”.

En este contexto, Rico afirmó que el grado de ejecución presupuestaria en el pasado ejercicio fue de 92,5 millones de euros ya que de un presupuesto de 100 millones de euros se obtuvo un superávit de 9,2 millones. “Esta magnífica situación permitirá inversiones en la provincia”, al tiempo que resaltó que también exigirá tener “un rigor presupuestario” para poder liquidar el presupuesto de 2020 en esta situación.

“La situación de la Diputación de Burgos es muy, muy buena”, exclamó el responsable de la Diputación provincial burgalesa. Así, recordó que en 2019 la institución “ya cumplió todos los requisitos en materia presupuestaria” en cuanto a que “se cumple el principio de estabilidad presupuestaria”.

Como datos “negativos” citó los 257.952 euros como consecuencia de la transferencia del pasado mes de noviembre del Instituto para el Deporte y la Juventud (IDJ) de la institución a fondos de la Diputación para hacer frente al Capítulo de Personal en materia de ayuda a domicilio y para hacer frente a los contratos con la organización de la Vuelta a España, que harán que salga de Burgos en 2021. Sin embargo, subrayó que este “pequeño desajuste no es ningún inconveniente” porque, según aseguró, “se ajustará al presupuesto de 2020”.

Rico también resaltó que la Sociedad para el Desarrollo de la provincia de Burgos (Sodebur) -entidad autónoma dentro de la Diputación al igual que el IDJ– también consiguió un superávit presupuestario en 2019, que alcanza los 262.607 euros. Asimismo, subrayó que la administración provincial cumple la regla del gasto con un 2,8 por ciento que suponía el incremento de 2018 a 2019.

También, expuso, se ha amortizado la deuda que, a 31 de diciembre de 2019, se está, según precisó, en un 36 por ciento de los recursos ordinarios. Finalmente, se refirió a que la Diputación es “muy cumplidora con el rigor” del pago a proveedores siendo 11,32 días a efectos de pagar sus facturas o gastos.

La Diputación de Burgos pretende invertir parte del superávit de 2019 en el Centro de...
Comentarios