jueves 13/5/21
Sociedad

Un San Esteban soleado en Navaleno con el recuerdo a Cándido Andrés

Día de amplia participación el que se vivió el 26 de diciembre en Navaleno con un amplio programa de actos, desde la mañana a la noche, que incluyó la ceremonia eucarística (oficiada por varios párrocos de la zona), la procesión por las calles, las hogueras en la plaza, la preparación de las viandas y la degustación amenizada por los gaiteros, para terminar en el polideportivo con la actuación de la orquesta Casting.

Antes de la última jota de la procesión, frente a la iglesia, Jesús Javier Andrés Barrio, hijo de Cándido Andrés fallecido el pasado mes de septiembre, tener un recuerdo hacia su padre, tras más de 70 años bailando la jota en las fiestas patronales de la localidad, hecho que se reflejó en una fotografía que se apoyó en la cruz de piedra sobre el murete de los exteriores del templo, y que se volverá a exhibir en las fiestas de enero.

Comentarios
Un San Esteban soleado en Navaleno con el recuerdo a Cándido Andrés