lunes. 26.09.2022

El ciclista neerlandés Jetse Bol entró en la fuga del día, que se hizo tras dos frenéticas primeras horas con casi 100 kilómetros recorridos

Óscar Cabedo aguantó la selección en el puerto final y llegó a meta con los favoritos
photogomez_0099735_1_small-scaled
Burgos BH

El ciclista neerlandés entró en la fuga del día, que se hizo tras dos frenéticas primeras horas con casi 100 kilómetros recorridos. Óscar Cabedo aguantó la selección en el puerto final y llegó a meta con los favoritos.

El Burgos BH volvió a exprimirse para destacar, en un día muy exigente por las altas temperaturas y el gran ritmo de carrera. Desde la salida, el pelotón no quería sorpresas y sofocó todo tipo de ataque para recorrer en la primera hora más de 50 kilómetros. El equipo no se rindió y lo probaron Diego Rubio, Pelayo Sánchez, Carlos Canal, Ander Okamika o Ángel Madrazo. La carrera se acercaba al ecuador de la etapa, persistían los ataques y pasado el kilómetro 75 se fraguó un grupo en cabeza de carrera de 8 ciclistas entre los que se encontraba Jetse Bol.

El entendimiento en la fuga era pleno, pero el pelotón no quería dejarles margen de más y completaron el Alto de San Jerónimo con una diferencia ligeramente superior al minuto. El gran grupo se reestructuró durante el segundo paso por Córdoba, mientras la fuga se deshacía en las primeras rampas del último puerto, el Alto del 14%. En ese mismo lugar, el pelotón adquirió un ritmo vertiginoso para favorecer los intereses de los favoritos e inició una intensa selección. Óscar Cabedo coronó el puerto con los favoritos para concluir en Córdoba en el grupo principal.

Una vez en meta, Bol comentó el día desde la fuga: “La salida fue muy dura, no por el terreno sino porque había muchos corredores con ganas de marcharse por delante. Se fueron tres corredores, arranqué con Amezqueta (Caja Rural) y nos quedamos entre medias de la fuga y el pelotón. Parecía que no íbamos a entrar, pero se unieron otros dos chicos y pudimos cerrar la diferencia. Fue una lástima que no pudiéramos ganar mucho más de un minuto. Seguiremos intentándolo” afirmó. Por su parte, Cabedo definió la jornada como “realmente muy dura. Se ha ido todo el día a tope, se ha hecho la escapada muy tarde y todo ello a 40 grados. Tampoco soy muy 'fan' de las lluvias que amenazarán en la tercera semana, pero con este calor se hace durísimo” confesó.

La Vuelta vira hacia el noroeste y salta de Andalucía a Extremadura ocho años después. La etapa 13, entre Belmez y Villanueva de la Serena, acumula más de 203 kilómetros que evitan todo tipo de dificultad montañosa para un más que probable esprint.

El ciclista neerlandés Jetse Bol entró en la fuga del día, que se hizo tras dos...
Comentarios