martes. 23.04.2024
sprintcyclingagency_0773821_1_2000px
Burgos BH

El Burgos BH cerró el mes de febrero completando una buena actuación en O Gran Camiño y subiendo al podio de la última etapa. El equipo morado fue protagonista en las cuatro jornadas de una carrera pasada por agua y en la que el temporal no perdonó tampoco en su última etapa. El mal tiempo no frenó al conjunto burgalés, que filtró en la escapada del día a Eric Fagúndez. El uruguayo aguantó en cabeza de carrera hasta la subida final al Monte Aloia y recibió el premio a la combatividad. Además, terminó como el primero de los morados en la etapa y concluyó 19º en la general.

sprintcyclingagency_0773562_1_2000px


Al igual que el pasado sábado, esta última etapa tuvo un inicio muy disputado, con bastantes ataques en busca de la fuga. Tras más de una hora de carrera por un terreno montañoso, Fagúndez se adentró en la escapada junto a otros cinco ciclistas, situándose además como el líder virtual de la carrera. Un terreno que no es desconocido para el uruguayo, debido a su etapa de formación en el Equipo Cortizo. El mal tiempo, protagonista en las cuatro jornadas de la carrera gallega, no frenó los ánimos del joven ciclista morado.

Lo que sí provocaron las intensas lluvias y las fuertes rachas de viento fue la modificación del recorrido previsto, al eliminarse por motivos de seguridad el segundo ascenso al Monte Aloia, concluyendo la etapa en el primer paso. Las opciones de Fagúndez crecían con este cambio y el uruguayo lo dio todo en la subida al Alto de San Cosme y se marchó con los más fuertes de la escapada en la bajada. Camino de Tui su ventaja se mantenía en torno al minuto, pero en la ascensión final del día, los hombres de la general impusieron su ley y neutralizaron al corredor del Burgos BH.

Eric Fagúndez: “Galicia es una segunda casa para mí, debido a mi etapa en el Equipo Cortizo. Siempre me gusta venir aquí a correr. Hay mucha afición que me reconoce y me alienta durante la etapa y eso siempre es muy bonito. En un principio no creí que la fuga pudiera llegar, pero nos dijeron que la etapa se recortaba, vi que podríamos estar cerca y eso es lo que sucedió. Fue un final bonito. La lluvia y el viento jugaron un papel muy importante en todo momento. Hubo mucho desgaste, pero al final son carreras y estas adversidades a veces tienen que pasar”.

El Burgos BH dispondrá ahora de dos semanas sin competiciones en las que recuperar fuerzas tras un exigente inicio de temporada y preparar los importantes próximos objetivos. La acción regresará el 10 de marzo con la disputa del Tour de Taiwán. El siguiente mes supondrá también el regreso del equipo morado a las clásicas de Francia y la disputa de la Volta a Cataluña, prueba de la máxima categoría. Además, en la pista habrá nuevos retos como la Copa de las Naciones de Hong Kong.

Eric Fagúndez vence al temporal para llevarse la combatividad en Galicia