viernes 10.04.2020

ASDEN-Ecologistas en Acción Soria ha pedido a la Junta de Castilla y León la conservación y recuperación efectiva del lobo

La asociación recuerda que de las 170 mandas de Castilla y León, no hay ninguna estable en Soria, cuando hace apenas cuatro años había cuatro
ASDEN-Ecologistas en Acción Soria ha pedido a la Junta de Castilla y León la conservación y recuperación efectiva del lobo

La asociación ha reclamado al Gobierno regional, en un comunicado, y a la propia ciudadania, que apoye la catalogación nacional del lobo que promueve Ascel y, siguiendo las recomendaciones legales de la sentencia reciente, apruebe un plan de conservación y recuperación efectivo de la especie, renunciando al control poblacional de lobos, "a todas luces ineficaz e ilegal", al ser al mejor garantía de conservación de la especie y promoción de su coexistencia con actividades e intereses sectoriales

El pasado 29 de diciembre de 2019, ASDEN recibió la noticia de la anulación, por parte del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, del programa de caza del lobo 2016/2019, declarando ilegal la muerte de 173 lobos en Castilla y León durante ese periodo.

Se trata, en opinión de ASDEN, de una sentencia histórica ya que, además de evidenciar que una especie protegida como el lobo no puede ser cinegética ni ser matada injustificadamente, contempla la condena a la Junta de Castilla y León a compensar la muerte (en la medida de lo posible) de los 173 ejemplares, lo que supone un importe de 1.602.153 euros (9.261 euros por cada lobo matado) mediante la presentación de un programa que, como mínimo, deberá comprender las actuaciones necesarias para la recuperación del lobo ibérico, su conservación y para la divulgación de la importancia de la especie, dinero que saldrá del bolsillo del contribuyente y no de los que ignoraron la protección europea y nacional del lobo.

Desde Asden-Ecologistas en Acción Soria han felicitado a ASCEL (Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo) como promotora del litigio desde junio de 2017 y han aprovechado la ocasión para adherirse públicamente a favor de la campaña de inclusión del lobo dentro del Catálogo Español de especies amenazadas (RD 139/2011) en la categoría de “vulnerable” en todo el territorio español, campaña que esta ONG promueve actualmente (https://loboiberico.com/apoya-catalogacion-lobo-espana/).

A modo de breve resumen cabe destacar de la importancia biológica del lobo dentro de la amplia gama de ecosistemas que caracteriza la Península como depredador apical y especie clave, controlador de la densidad de herbívoros silvestres de los que se alimenta (como ciervos, corzos, jabalíes, conejos o topillos); seleccionador natural de presas enfermas o débiles, disminuyendo la incidencia de enfermedades como la sarna o la tuberculosis, además de controlar las poblaciones de medianos carnívoros por competencia.

Desde la perspectiva de ASDEN, el lobo se sitúa como el mejor aliado de la ganadería y agricultura sostenible del siglo XXI, posicionándonos en contra de su caza por las siguientes razones:
– Éticas: El control letal no es solución viable para una sociedad desarrollada como la actual donde el maltrato animal es claramente rechazado por gran parte de la población.
– Legales: Se trata de una especie protegida a nivel europeo por el Convenio de Berna (Decisión del consejo 82/72/CEE, de 3 de diciembre), incluida dentro del Anexo II como especie de fauna estrictamente protegida.
– Etológicas: El lobo, como animal social y depredador apical, posee estrategias intrínsecas de autorregulación de sus poblaciones (territorialidad y dispersión) siendo, por ello, innecesaria la eliminación de ejemplares, ya que esto genera ruptura de grupos que, sin ese amparo social, se ven potencialmente más obligados a atacar sobre ganado desprotegido.
– Ecológicas: Por tratarse de una especie generadora de biodiversidad y clave en las dinámicas ecológicas de los ecosistemas.

Manadas

En la actualidad, y de acuerdo a los datos disponibles, contamos con unas 170 manadas en Castilla y León, número similar al de los últimos 30 años, y de las cuales ninguna de ellas está instaurada en territorio de la provincia de Soria, mientras que se contaba con cuatro manadas estables hace apenas cuatro años.

"Afirmando, por tanto, que la expansión no es tal y que múltiples experiencias demuestran que la coexistencia entre el depredador y la ganadería extensiva es totalmente alcanzable con medidas preventivas como los mastines, el pastoreo o mantener el ganado cerrado durante las noches, encontramos completamente inaceptable y falta de argumentación la matanza de lobos en Castilla y León, así como en el resto del territorio español", ha señalado.

ASDEN-Ecologistas en Acción Soria ha pedido a la Junta de Castilla y León la...
Comentarios