miércoles 15.07.2020

El Consejero de Sanidad propone formar tres grupos de trabajo para reorganizar la sanidad

El representante de la Junta de Castilla y León habla de "consenso  político, económico y social" y contesta a las plataformas que la cuestión no es tanto "su dimisión" sino "como resolver los problemas". 

Reunión del Consejo Castellano y Leonés de Salud./Foto: ICAL.
Reunión del Consejo Castellano y Leonés de Salud./Foto: ICAL.

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, ha presidido hoy el Consejo Castellano y Leonés de Salud, donde propuso constituir tres grupos de trabajo para “construir un consenso político, social y profesional sobre el futuro de la Atención Primaria en Castilla y León”, a partir de la propuestas de organizaciones sindicales, grupos parlamentarios, colegios profesionales, universidades, Federación de Municipios y Provincias, asociaciones de pacientes, consumidores y vecinos, y representantes de las plataformas por la sanidad pública, y teniendo en cuenta los informes de distintas entidades y sociedades científicas.

Para poder articular el trabajo, Sáez sugiere crear un grupo de trabajo centrado en la planificación territorial de la Atención Primaria, las zonas básicas de salud, los consultorios y la organización general; otro que se dedique al funcionamiento de los equipos de atención primaria, las relaciones y el papel entre los distintos profesionales; y un tercero vinculado a la organización de las urgencias en la Atención Primaria y a aspectos de formación de los profesionales y de investigación.

A juicio del consejero, “la situación de la sanidad hoy es razonablemente positiva en el ámbito de la Atención Especializada”, donde se han incorporado “distintas mejoras”, pero reconoció “algunos problemas en la Atención Primaria”, que según expuso son “compartidos con el conjunto de la sanidad pública española” y están “fundamentalmente vinculados al déficit de profesionales, especialistas en medicina familiar y comunitaria y en pediatría”.

“Muchas personas nos proponen reformular y mejorar el modelo de Atención Primaria en Castilla y León, dándole más peso en la organización sanitaria, desde el punto de vista de los recursos y el presupuesto”, afirmó. Entre las propuestas ya recibidas, se refirió a la necesidad de abrir un debate sobre la organización territorial de la Atención Primaria y de qué manera es posible mantener la accesibilidad. “Nos dicen que si somos capaces de mejorar el transporte a la demanda podremos atender con mayor calidad concentrando la atención en un centro de salud o en consultorios grandes. Para nosotros es muy importante seguir garantizando la accesibilidad y que la población rural siga teniendo el mismo acceso a la atención primaria, pero hay que buscar el equilibrio”, sentenció.

Además, comentó que hay un debate abierto sobre la posibilidad de la incorporación de los profesionales de área (médicos, enfermeros y pediatras de área) a los equipos de Atención Primaria, y que hay propuestas relativas al propio funcionamiento de los equipos, a su autonomía en la toma de decisiones en la organización de su trabajo.

“También hay propuestas de incorporar nuevos contenidos a los profesionales de enfermería ante la realidad de la cronicidad. Muchas entidades piensan que la enfermería debe tener un papel más relevante desde el punto de vista de los cuidados de sus pacientes, y hay propuestas para incrementar la capacidad y la funcionalidad de nuestro servicio de fisioterapia en Atención Primaria, incorporando nuevos programas de actuación. Por parte de los pediatras piden cambiar algunos aspectos de su organización, e integrar todos los pediatras de área en los equipos de Atención Primaria y organizar las urgencias pediátricas de una manera distinta para prestar un mejor servicio a la población”, señaló.

Atención garantizada

Sáez señaló además que la prórroga de los Presupuestos Generales de Castilla y León “no va a tener impacto en el funcionamiento de la sanidad”, que seguirá disponiendo de “más de 3.500 millones de euros, el mayor presupuesto que ha tenido la sanidad en toda su historia”, algo que a su juicio “permitirá mantener nuestros recursos y funcionamiento”.

Respecto al déficit de médicos en zonas de difícil cobertura, afirmó que muchos informes proponen incrementar los recursos, si bien para él “el problema en este momento no es de presupuesto, sino de déficit de profesionales”. “Nosotros tenemos unas 2.883 plazas de médico de familia dotadas presupuestariamente. Si tuviéramos más recursos no podríamos contratar más profesionales porque no los encontramos”, apuntó.

Además, explicó que ya se han convocado 600 plazas de oposición de médicos de familia y a lo largo de este año se convocarán otras 700 para estimular la cobertura de esos puestos. “También hemos facilitado que quienes quieran mantenerse activos puedan hacerlo y estamos estudiando nuevas propuestas para incorporar nuevas medidas”, remachó.

En su opinión, “primar retributivamente solo a unos profesionales cuando ocupan un puesto vacante generaría el debate de que el que está al lado y ha estado ocupando esa plaza preguntaría por qué no se le compensa a él, y así sucesivamente”. “No es un problema de resolución sencilla”, valoró antes de exponer que se encuentran negociando con los sindicatos para incentivar la cobertura de esos puestos con incentivos profesionales.

Además, sobre la petición de su dimisión que reclaman las plataformas por la sanidad pública que se concentrarán el sábado, explicó que “lo importante no es tanto la dimisión del consejero como resolver los problemas que tenemos y esa es nuestra obligación”.

 
 

El Consejero de Sanidad propone formar tres grupos de trabajo para reorganizar la sanidad
Comentarios