lunes 13.07.2020

La defensa de Mauricia, la vecina de Palacios que tuvo mellizos, propone el acogimiento permanente si no se devuelven los niños a su madre biológica

Proponen también la posibilidad de que se haga cargo de su tutela una sobrina de la mujer de Palacios, residente en Canada, y que ya tiene esta potestad para la hija mayor de Mauricia.
Rincón de Palacios de la Sierra.
Rincón de Palacios de la Sierra.

Lopez, en declaraciones a la agencia Ical, sostuvo que “dentro de lo malo, lo mejor sería si no los reintegran que se quedaran en acogimiento permanente con esta familia de acogida con régimen de visitas” para poder evitar el proceso de preadopción (guarda con fines de adopción), paso previo a la posible adopción.

Otra de las opciones que se barajan, según relató la propia Mauricia, y siempre en el supuesto de que no sean entregados a su madre, es que “hay dos posibilidades menos malas, una vez que te los quitan”; una de ellas la anteriormente citada y la otra, que pasen a la tutela de la sobrina de Mauricia, que reside en Canadá, quien ya asumió la custodia de la otra hija de la mujer pinariega.

 Mauricia ha insistido que lleva “ocho años y medio luchando”, en alusión a que ya le había sucedido con otra hija anterior, de ocho años entonces, tras un informe de los Servicios Sociales que cuestionaba la salud mental de la madre y las condiciones de salubridad de su vivienda. En la actualidad, la niña -que cumple en mayo 10 años- vive en Canadá con una familia de acogida y se encuentra tutelada por una sobrina de Mauricia.

En la actualidad, los pequeños, que acaban de cumplir tres años, se encuentran en régimen de acogimiento familiar. Fue en abril del año 2017 cuando los Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León asumieron la tutela de los menores al entender que existía “riesgo” para su protección.

“Estoy bien, con ánimo, luchando por mis niños y procurando hacer todo lo posible para que vuelvan conmigo a casa, de donde nunca jamás debieron salir”, exclamó Mauricia. “Llevo luchando ocho años y medio, que se dice pronto”, lamentó. Además, indicó: “Al darles en acogida, hemos pedido ampliación de visitas y no me lo conceden. No me conceden nada, me lo deniegan todo. Todo es quitar, nada es dar”, lamentó.

“Lucha, lucha y lucha y no avanzamos. No me devuelven a mis niños y ya han pasado tres años”, manifestó, al tiempo que relató: “No puedo salir con mis niños del punto de encuentro las dos horas que estoy con ellos. Piensan que me los voy a llevar. No me dejan sola ni un momento. No hay intimidad”.

En este sentido, su abogada Margarita López Anadón aseguró que “los informes de Aprome, del punto de encuentro, son positivos”. “Los niños la llaman mamá, se ponen contentos, hay una vinculación y las habilidades que ella demuestra, según los informes, son buenas”, aseguró la letrada.

Suspendida la vista oral

El Juzgado de Familia de Burgos suspendió hoy la nueva vista oral que iba a celebrarse por la custodia de los mellizos -a petición de Mauricia- al no haber admitido citar a los peritos de parte, según declaró su abogada Margarita López Anadón, si bien indicó que se va a volver a señalar dentro de “tres o cuatro meses” en el mismo Juzgado.

En este sentido, explicó que ayer lunes, 2 de marzo, realizó esta petición -confirmada hoy en sede judicial- “a la vista de no haber admitido citar a los peritos de parte” que venían, dijo a “ratificar” diferentes informes que aseguran que Mauricia “no tiene ningún tipo de trastorno mental para cuidar a sus hijos” y que “tiene habilidades mentales para hacerse cargo de ellos”. Algo que la Junta de Castilla y León contradice, según relató, ya que la Administración sostiene que “no es consciente de las necesidades educativas y evolutivas de los menores”.

Por ello, avanzó que recurrirá la providencia donde dice que “no se citan judicialmente” y que “ya se acordará de estimarse necesario”. Se trata de la declaración de dos testigos peritos de parte de la Junta, “que era la que había firmado y propuesto el cese de la intervención familiar”, dijo, así como de la educadora social que estuvo interviniendo con Mauricia durante dos años.

Además, agregó que también solicitaron la pericial de un perito psicólogo y que volviera a testificar como perito el psiquiatra, el doctor Fuertes Rocañín, quienes, según aseveró la letrada, cuenta con informes psiquiátricos favorables de la madre de los mellizos. “Si vamos a ir sin estas pruebas, que son fundamentales, es una total y absoluta indefensión”, exclamó.

En este sentido, la abogada de la madre de los pequeños resumió que la vista oral que se iba a celebrar en el Juzgado de Familia estaba señalada contra la suspensión de la intervención familiar con Mauricia por parte de la Junta y contra la no ampliación de las visitas, ya que en la actualidad, recordó, “solo tiene cuatro horas al mes y lleva así durante tres años; dos horas cada quince días”.

Asimismo, precisó que también solicitaban la revocación del desamparo pero, matizó, “dentro de los dos años por cambio de circunstancias”. Es decir, según explicó López Anadón, “ella tuvo un juicio de revocación del desamparo, que aunque se ha ratificado y todavía está la Audiencia Provincial no es firme, pero la ley te permite que dentro de los dos años desde que se dictó el desamparo puedes volver a pedir la revocación, la integración, por cambio de circunstancias”.

La defensa de Mauricia, la vecina de Palacios que tuvo mellizos, propone el acogimiento...
Comentarios