miércoles 28/10/20

El Museo de los Dinosaurios aumenta un 40% las visitas desde la crisis económica general

Más de 650.000 personas, de distintos países, han podido disfrutar de los fósiles de los dinosaurios serranos a través de distintas exposiciones.
IMGP9147
IMGP9147

El Museo de Dinosaurios de Salas de los Infantes sigue ganando público visitante desde los duros años de la crisis económica. El peor año en ese sentido – coincidiendo con el descenso registrado en otros centros museísticos del país- fue en 2010, cuando se recibió a 10.300 visitantes. Desde entonces, la recuperación de público ha sido constante, de tal modo que antes de que acabe este año ya se ha alcanzado un máximo de visitas anuales: más de 14.500, lo que supone un 40% más respecto a los resultados de 2010. En conjunto el museo salense alcanza los 220.000 visitantes acumulados desde su inauguración en 2001.

Si utilizamos estimaciones estándar sobre el impacto económico que tiene en un territorio el turismo, se calcula que únicamente los visitantes del Museo han generado una aportación de más de 10 millones de euros en Salas y su comarca, una cantidad que supera en varias veces la inversión efectuada por las administraciones públicas en los 18 años que lleva funcionando.

 Es  digno de subrayar la relación entre la baja inversión que se destina al Museo y el retorno económico que produce en Salas de los Infantes y la comarca: estas cifras de visitantes son muy favorables, en especial si las comparamos con las de gran parte de los museos provinciales de Castilla y León, que disfrutan de unos presupuestos mucho más elevados por visitante y año.

Estas buenas cifras subrayan algo que se repite en museos dedicados a los dinosaurios en España y en otros países: los dinosaurios siguen en la primera línea de las inquietudes populares en ocio y cultura, emocionan y atraen a público de diferentes edades y con motivaciones diversas. Además el Museo salense ha ido cambiando y ampliando su oferta expositiva, mantiene una serie de eventos y actividades en torno a la Ciencia y la paleontología que se realizan durante todo el año; esto asegura la llegada de visitantes a Salas y su comarca durante los 12 meses del año, pero también que haya una oferta cultural de calidad para los habitantes de la localidad serrana.

Entre los elementos que han reforzado el atractivo del Museo de Dinosaurios destaca una instalación de realidad virtual, en el que se recrea el ambiente en el que vivían los dinosaurios serranos, y tiene a Demandasaurus darwini  como protagonista principal. Esa instalación es un ejemplo de colaboración entre dos instituciones, como son La Fundación Dinosaurios en Castilla y León y la Fundación Caja de Burgos, que apuestan por la paleontología de dinosaurios como recurso turístico y cultural en el mundo rural.

Otro factor que refuerza el papel del Museo salense como foco de atracción es la investigación que se realiza de manera constante, y que ha proporcionado hitos significativos de alcance internacional, como la descripción de dos nuevas especies de dinosaurios (Demandasaurus y Europatitan). Asimismo, las excavaciones que se realizan año tras año desde 2002, y estos tres últimos años en Torrelara, muestran la enorme riqueza en fósiles de dinosaurios que atesora la comarca y sirve como reclamo para que muchas personas se animen a visitar el Museo donde se exponen gran parte de los hallazgos.

El impacto turístico asociado a los dinosaurios serranos en realidad es mayor, pues se acompaña de la celebración de una serie de actividades de didáctica y divulgación dirigidas a todo tipo de público, que convoca a la participación de visitantes nacionales e internacionales. Otro punto de atracción de este patrimonio comarcal se promociona con una ruta desarrollada entre Tierra Lara y Pinares, denominada Tierra de Dinosaurios, que atrae anualmente a miles de visitantes. Asimismo, exposiciones temporales, talleres para escolares y niños, conferencias, espectáculos, eventos deportivos como La Demandasaurus (exitosa competición de montaña en varias especialidades), rutas en yacimientos y visitas a excavaciones, etc. aumenta el número de turistas estimulados por la paleontología de dinosaurios, superando la cifra de 30.000 personas al año. Por último, gracias a la organización y participación en distintas exposiciones temporales realizadas en varios puntos del país en años recientes (Madrid, Granada, Burgos, Valladolid, San Sebastián, Logroño, Zaragoza), más de 650.000 personas de distintos países han podido disfrutar de los fósiles de los dinosaurios serranos.

El Museo salense es un recurso turístico que genera riqueza económica y produce ciencia, conocimiento y cultura. Constituye, en definitiva, un instrumento que contribuye al  asentamiento de población, con generación de trabajos especializados, y, en definitiva, una herramienta importante para la lucha contra el vaciamiento progresivo de población en esa comarca plenamente rural.

Varias instituciones apoyan, promueven, financian y colaboran  en los proyectos y actividades generadas en torno al Museo de Dinosaurios. En ese sentido hay que citar al Ayuntamiento de Salas de los Infantes, la Fundación Dinosaurios de Castilla y León, el Colectivo Arqueológico y Paleontológico de Salas (C.A.S.) y la Diputación de Burgos.

Algunos IMGP9143IMGP9154 ayuntamientos de la comarca, los amigos y protectores de la Fundación, los voluntarios y diferentes empresas comparten una convicción clara del valor de este patrimonio y de la necesidad de recuperarlo, conservarlo y de ponerlo en valor.

El Museo de los Dinosaurios aumenta un 40% las visitas desde la crisis económica general
Comentarios