miércoles 01.04.2020

Los numerosos casos de gripe presagian una futura epidemia en Castilla y León

La evolución gripal es creciente y alcanza ya cifras preocupantes en provincias como Burgos y Soria. La Junta de Castilla y León dedicó este año más de tres millones de euros a la adquisición de 600.000 vacunas.
Dependencias sanitarias en Virgen del Mirón de la ciudad de Soria.
Dependencias sanitarias en Virgen del Mirón de la ciudad de Soria.

La gripe se encuentra a un paso de convertirse en epidemia en Castilla y León, al alcanzar una tasa de 43 casos por cada 100.000 habitantes. De acuerdo a la información de la Red Centinela Sanitaria, la actividad del virus se colocó cerca del umbral epidémico durante la semana pasada. Por ello, se espera la llegada de los niveles de mayor actividad de los virus gripales.

Asimismo, en la primera semana del año (30 de diciembre de 2019 a 5 de enero de 2020), la Consejería de Sanidad indica que se ha observado un aumento de las detecciones de virus gripales, principalmente del tipo A(H1N1) en muestras no centinelas.

De esta forma, este jueves se conoció también que ha comenzado la epidemia de la gripe en Asturias y País Vasco con 54,6 casos por cada 100.000 habitantes, según los datos del Sistema de Vigilancia de la Gripe en España del Instituto de Salud Carlos III publicado este jueves.

Este informe indica que la difusión es extensa en Asturias y País Vasco, mientras que es local en Canarias, Extremadura y Navarra, y todavía esporádica o nula en el resto del territorio vigilado. La evolución gripal es creciente en Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra, La Rioja, Extremadura, Baleares y Canarias, y estable en el resto.

Desde el inicio de la temporada se han notificado casos hospitalizados por gripe en 14 comunidades autónomas. La tasa acumulada de hospitalización de pacientes con gripe confirmada es de 2,8 casos/100.000 habitantes. La mayor proporción de casos se registra en los grupos de 64 años (40 por ciento), seguida del grupo de 15 a 64 años (37 por ciento). En el 82 por ciento de los pacientes se aisló el virus A, en el 17 por ciento el virus B y en el uno por ciento el virus C.

Entre los adultos, los factores de riesgo más prevalentes en España son la enfermedad cardiovascular crónica (31 por ciento), la enfermedad pulmonar crónica (29 por ciento) y la diabetes (25 por ciento), y en los menores de 15 años la enfermedad pulmonar crónica (cinco por ciento), la enfermedad cardiovascular crónica (cinco por ciento) y la inmunodeficiencia (cinco por ciento). El 78 por ciento de los pacientes desarrolló neumonía y el 33 por ciento ingresaron en UCI.

Desde el inicio de la temporada, la mortalidad es del diez por ciento, concentrándose el 79 por ciento de los casos en los mayores de 64 años. El 71 por ciento de las defunciones fue en hombres y todas ellas están asociadas a virus tipo A: 57 por ciento A no subtipado, 29 por ciento A(H1N1)pdm09 y 14 por ciento A(H3N2).

El presidente de la Sociedad Española de Epidemiología (SEP), el doctor Pere Godoy, alertó este jueves sobre una inminente epidemia de la gripe que llegará entre esta semana y la próxima, por lo que recomendó que las personas con factores de riesgo se vacunen cuanto antes porque está demostrado que de ese modo se evita la gravedad de la enfermedad.

El doctor Godoy destacó que en estos momentos se registran 37 casos por cada 100.000 habitantes, unos valores de actividad gripal propios del periodo pre-epidémico. Por encima de los 50 casos ya se considera epidemia.

“Entre esta semana o la próxima entraremos en el pico epidémico. Un aspecto determinante para que esto ocurra es la vuelta al colegio o las guarderías de los niños, quienes se transmiten el virus de la gripe y se lo llevan a casa en cuanto ya lo tengamos en el ambiente”, señaló.

Como en años anteriores, el virus A de la gripe será el causante de los casos más graves aunque también se han registrado enfermos por el virus B. “El virus A tiene mayor capacidad de agravar esta patología y lo más grave es que se sigue detectando que la mayoría de los pacientes graves ingresados no están vacunados cuando forman parte de los grupos de riesgo que aconsejan su vacunación”.

En este sentido, el presidente de la SEP destacó que ya existe evidencia científica de que “la vacuna antigripal evita la gravedad de la enfermedad aunque, en algunas ocasiones, la persona vacunada contraiga la infección. Y esto es importante porque la vacunación reduce en gran número los ingresos hospitalarios”.

De los casos graves hospitalizados hasta el momento, el 92 por ciento se deben al virus A mientras que el siete por ciento son por el virus B de la gripe. “El 33 por ciento de los pacientes hospitalizados graves tienen patologías cardiovasculares, el 26% tienen Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) y el 25 por ciento tiene diabetes. Y estos son los tres grandes factores de riesgo, además de la edad, para vacunarse”.

Los expertos recuerdan que los principales grupos de riesgo que deben vacunarse frente a la gripe son los niños menores de cinco años, los enfermos crónicos, los mayores de 65 años, las mujeres embarazadas y el personal sanitario.

La Junta dedicó este año 3,12 millones de euros a la adquisición de 620.000 vacunas. La vacunación es una de las medidas preventivas de Salud Pública más eficaces frente a enfermedades transmisibles, reduciendo su mortalidad y morbilidad.

El suministro incluye 420.000 dosis de la vacuna adyuvante o virosómica inactivada, dirigida a la población mayor de 65 años y diseñada para mejorar la respuesta inmunológica ante la gripe de este grupo poblacional, a la que se ha destinado una cuantía económica de 1,8 millones de euros; y 200.000 vacunas tetravalentes adyuvantes, frente a cuatro cepas virales, para su dispensación en personas de entre 60 y 64 años inclusive, en grupos de riesgo sanitario por patologías previas y en colectivos de riesgo social, bien por su trabajo para la colectividad o por la posible transmisión de la enfermedad a población de riesgo, que han contado con un presupuesto de 1,2 millones.

Los numerosos casos de gripe presagian una futura epidemia en Castilla y León
Comentarios