sábado 22/1/22
IMG20211202183331
IMG20211202183331

En la comarca de Pinares hay tiendas emblemáticas y una de ellas es sin duda Modas Maribel, una empresa popularmente conocida por todos. 

Es un comercio local, con gran tradición y más de 70 años a sus espaldas y que cuenta con tiendas en las localidades de Salas de los Infantes y también de San Leonardo de Yagüe.

Mabela de Miguel es la persona que dirige la tienda salense, situada en la Calle Santa Teresa y Esther Moreno la que dirige la de San Leonardo ubicada en la Calle Real. 

Ambas mujeres se han convertido en dos estandartes del negocio local dirigiendo estos dos establecimientos en los que en esta Navidad se pueden encontrar muchos de los regalos de nuestra lista de deseos para Papá Noel y los Reyes Magos.

Prendas de ropa de calidad y a la última moda, abrigos, jerséis, pantalones, camisas y cualquier detalle para regalar. “Tenemos prácticamente de todo y asesoramos a quienes no sepan qué regalar. Además de todo tipo de prendas de ropa, también realizamos decoración de interiores y hacemos desde cortinas, estores, etcétera…”, explica Mabela.

Y es que es muy importante apostar por los negocios locales, ya que de ellos depende el futuro de los pueblos. Comprar en las tiendas pequeñas, de barrio, de pueblo, es sumar fuerzas para luchar contra la despoblación. 

“Tenemos que luchar por nuestros pueblos, hay que fomentar el consumo, hacer ver que el comprar en una tienda de pueblo en vez de en un gran almacén supone la supervivencia de nuestros negocios y con ellos de esta comarca”, explica Mabela de Miguel.

En comparación con las grandes tiendas, Modas Maribel, al igual que el resto de tiendas de los pueblos pinariegos, ofrece calidad, trato y confianza. 

“No podemos competir en precio, eso es imposible. Pero ofrecemos otras cosas que son importantes como la calidad, ropa de diseño y más duradera, y nuestro trato cercano, además de nuestra sonrisa”.

Reconoce Mabela que el futuro es incierto, “las tiendas como la nuestra somos una especie en extinción, unos supervivientes. Soy ya la tercera generación de Modas Maribel, una empresa que crearon mis abuelos, continuaron mis padres, después yo y que en los tiempos que corren es complicado que haya una cuarta generación que continúe el negocio”, concluye la empresaria.

“Tenemos que luchar por nuestros pueblos”
Comentarios