martes 1/12/20

Más madera, por Carlos Navarro

Hace tres años que la multinacional austriaca Kronospán, el mayor fabricante de tablero del mundo, compró el grupo burgalés Interbón.

Carlos Navarro.
Carlos Navarro.

Con la compra, no sólo salvó el trabajo de más de 400 personas, que forman parte de las fábricas de aglomerado de Burgos y de tablero de fibras de Salas de los Infantes, sino que puso a ambas fábricas a funcionar a plena producción en un mercado en crisis, con más del 70 por ciento de caída de ventas de tablero desde 2007, y con el cierre de miles de fábricas de muebles, consumidoras de dicho tablero.
Hoy, las dos fábricas burgalesas forman parte de un gigante, un grupo familiar con 118 años de historia, 40 fábricas repartidas por toda Europa, Estados Unidos y China, más de 14.000 personas en plantilla, que producen 20 millones de metros cúbicos de tablero al año, tres veces más que su inmediato seguidor.
Diariamente, son necesarioss 4.000 metros cúbicos de madera (más de 100 camiones) para abastecer las factorías de Burgos y Salas. Sus chimeneas son testigo del trabajo ininterrumpido 24 horas al día, 365 días al año.
Tras la ampliación de la línea de tablero de fibra de Salas en 2014, su producción ha crecido un 40 por ciento, pasando a ser la fábrica  de MDF más grande y moderna de la península Ibérica, con una producción diaria de 1.000 metros cúbicos de tablero MDF, fabricado en un 100 por ciento con  madera de pino procedente de los subproductos (astillas y costeros) de las más de 40 serrerías existentes en la sierra de La Demanda y del rollo de pino de primeras claras, que la propia empresa lleva a cabo en 400 kilómetros a la redonda, en las provincias de Burgos, Soria, Segovia, Palencia, León, La Rioja, Guadalajara y Zaragoza.
Por su parte, la fábrica de Castañares (Burgos) acaba de acometer la primera fase de una inversión de 100 millones de euros, que tiene por objeto triplicar la producción actual, pasando de los 800 a los 2.000 metros cúbicos por día, de tablero aglomerado en 2016. Para ello, Castañares se abastece de todo tipo de subproductos de la industria de la madera y mueble (recortes, astillas, serrines), puntas y ramas de chopo, meleras y, fundamentalmente, del reciclado de pallets viejos, embalajes usados, cajas, que vienen de un radio de 600 kilómetros. Esta fábrica  es pionera en el uso de residuos en la elaboración de un aglomerado de la más alta calidad.
En 2016, tras la segunda fase de inversión, el consumo de ambas fábricas será de 1,7 millones de metros cúbicos demadera al año. Pero, lo más importante es que por cada uno de los 300 empleos directos con que cuenta Kronospán, se generan cinco empleos indirectos, principalmente en las labores de abastecimiento de madera y transporte de tablero, es decir, otros 1.500 puestos de trabajo.
¡Más madera, más bosque¡
Todo este crecimiento en producción de Kronospán está teniendo lugar en una situación de mercado de la madera muy deficitaria en su oferta frente a la demanda total necesaria.
En Castilla y León, hoy son muchos los diferentes consumidores que demandan los subproductos de la industria maderera, siendo una región eminentemente forestal, sus bosques ocupan el 51 por ciento de sus 9,4 millones de hectáreas, una superficie forestal que, año tras año, aumenta por el abandono de tierras agrícolas. Pero el sector necesita más madera.
Es el momento de que pequeñas entidades locales, ayuntamientos con masas forestales, propietarios privados y la propia Junta de Castilla y León, como gestora de la superficie forestal de la región, pongan en valor miles de hectáreas de montes que hoy no se están aprovechando, que pueden resolver la deficitaria oferta actual de madera, generando ingresos y cientos de puestos de trabajo, tanto en las labores de extracción como en la propia industria maderera y energética regional.
A diferencia de lo que puede imaginar cualquier neófito en la materia, cuanto más se aprovecha el monte de forma ordenada, más se garantiza su pervivencia en el tiempo. Un monte bien gestionado es un monte limpio, cuidado con vías de saca y cortafuegos que reducen el riesgo de incendio, que puede generar bienes intangibles como resina, frutos, madera, setas, caza, recreo y un largo etcétera.
La madera es uno de nuestros recursos renovables, y nuestra Comunidad una de las regiones con mayor superficie de bosques de Europa. Su gestión sostenible es tarea de todos.

Carlos Navarro García-Gutiérrez
Director Forestal y Comercial de Kronospan en España.
Ingeniero de Montes por Universidad Politécnica de Madrid. EXMBA por el IE.

Más madera, por Carlos Navarro
Comentarios