sábado 23/1/21

Mirador de Castroviejo:: ¿Verdades absolutas?, por José Antonio Lucas Santolaya

Escuchadas durante estos días tantas opiniones sobre el proyecto del mirador en el paraje Castroviejo, en Duruelo de la Sierra, como socio del Club de Montaña Urbión de este municipio y como responsable del Servicio de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León en Soria deseo aclarar algunos aspectos sobre el mismo y, por qué no, también expresar mi opinión, siempre  desde el ánimo de máximo respeto a las opiniones e iniciativas que se está llevando a cabo. Mi intención es aclarar en lo posible las cuestiones más objetivas y dar mi opinión sobre las que consideramos subjetivas, un ejercicio que considero positivo por todos los ciudadanos.

 

El paraje Castroviejo se encuentra ubicado en el Monte de Utilidad Pública denominado ‘Pinar’, nº 132 del Catálogo de MUP de Soria, propiedad del Ayuntamiento de Duruelo y ubicado en su propio término municipal. El Ayuntamiento es el representante para  promover y aprobar las acciones a desarrollar en su propiedad, en representación de todos los vecinos de la localidad. Proyectos que nunca son, seguramente, del gusto de todos, pero que ellos entienden que hay que promover para defender sus intereses. Dentro de estas competencias, el Ayuntamiento hizo constar hace muchos años (desde finales de 2016) su interés en promover un proyecto un nuevo mirador en el citado paraje y cuyo encaje se buscó, a través de la Junta de Castilla y León, en el ‘Plan de Infraestructuras Turísticas’. No contemplado en la programación inicial del Plan, sí se incluyó tras las gestiones realizadas por el propio Ayuntamiento y las consideraciones del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Soria, junto con el mirador de La Galiana, en el Cañón de Río Lobos.

El  Servicio Territorial de Medio Ambiente consideró oportuno desarrollar nuevas iniciativas en el entorno del Parque Natural de la Laguna Negra y Circos Glaciares de Urbión, en especial en su parte oeste (Duruelo de la Sierra y Covaleda), para contrarrestar la elevada afluencia de visitantes que tiene el espacio protegido Laguna Negra (Vinuesa) y compensar el volumen de infraestructuras y servicios públicos existentes, un aspecto muy demandado por los habitantes de la zona en los últimos años, así como por sus legítimos representantes: los ayuntamientos. En esta zona oeste también se incluyeron otras iniciativas, como la planteada en Covaleda, aún sin desarrollar.

El proyecto se empezó a diseñar por la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León durante 2017, pero se ha visto modificado sustancialmente. Inicialmente se planteó hacer una especie de torre vertical con escaleras, parecida a una torreta de vigilancia metálica, pero no obtuvo el respaldo ni del Ayuntamiento ni del Servicio Territorial. Ante las alternativas planteadas, una sí aglutinó opiniones positivas: ir subiendo a ‘El Frontón’ por su lado suroeste, accediendo de roca en roca, de forma sencilla y pausada, para ir observando el horizonte e ir recuperando el esfuerzo realizado en cada tramo. Quienes conocéis la subida desde ese lado, único sitio posible, sabéis que se trata de ir trepando por las rocas, con gran esfuerzo físico y con cuidado para no caerte. A medida que vas ascendiendo vas ganando perspectiva en el horizonte, empiezas a ver el entorno de Castroviejo y sus rocas con mayor visibilidad, más adelante divisas los pueblos de Duruelo de la Sierra y Covaleda, vista parecida a la del actual mirador existente, con sus escaleras excavadas en la roca. Sigues subiendo por las rocas y empiezas a ver una nueva perspectiva, el valle donde nace el río Duero y la parte sur de la Sierra de Urbión, una vista espectacular donde en un giro de 360 grados visualizas el horizonte en zonas muy lejanas, casi todo el monte de Duruelo, Cabeza Alta y su Sierra del Resomo prácticamente al completo, y al fondo las grandes sierras más lejanas. Esta subida tiene un gran inconveniente, necesitas ser una persona joven o tener muy buena forma física para poder realizarla. La última vez que hice ese acceso fue este pasado puente del Pilar y algunos de mis acompañantes no pudieron subir, lo que me hizo reflexionar, aún más, sobre la bondad de este proyecto: hacer accesible a la población local y a los visitantes, desde un sitio donde puedes llegar con vehículo, no sólo el paraje de Castroviejo, sino su entorno próximo y los lugares emblemáticos más distantes. ¿Se puede hacer esto desde otros sitios? Evidentemente sí, pero ya en cotas muy altas de Urbión y en parajes poco accesibles. Creo que este es un argumento objetivo muy importante a valorar.

La dificultad de ir dando accesibilidad a todas las rocas intermedias ha hecho que el presupuesto de la infraestructura haya subido, ascendiendo el importe total de la adjudicación a 222.933,56 euros. El tiempo dirá, ahora nadie puede saberlo a pesar de algunas voces que lo ponen en duda, si los objetivos buscados justifican esta inversión.

Paisaje

¿Y cómo afectará al paisaje? Al ser el acceso por el lado suroeste, cuando uno llega al aparcamiento de Castroviejo todas las vistas a la roca ‘El Frontón’ son desde su parte norte, por lo que es imposible ver la mayoría de las pasarelas intermedias, aunque sí se vería claramente el mirador ubicado en la parte alta que, con los materiales utilizados, puede quedar bien integrado. Se pretende sustituir un antiguo mirador, ya muy deteriorado, y cuyo acceso con muchas cárcavas deja mucho que desear.

Aquí entra un factor de subjetividad importante, el paisaje y la forma de interpretarlo, y respetable en todo caso. ¿Es inasumible ver un mirador en lo alto de la roca ‘El Frontón’? ¿Es asumible ir viendo pasarelas si bajas hacia la vertiente suroeste de ‘El Frontón’, lugar por el que se accedería hasta el mirador final? Todas las opiniones son respetables y nadie tiene la “verdad absoluta”. Mi opinión, subjetiva, pero también como amante de la montaña y de la naturaleza es favorable. Lo es porque entiendo que los valores positivos que supondrá esta nueva infraestructura son mayores que los negativos, tanto  para el paraje, como para la comarca y para el espacio natural. Castroviejo, para quienes conocéis la zona, no sólo es una roca, es una amplia superficie con un conjunto de rocas preciosas en las que puedes estar todo el día recorriéndolas en estado puro, en plena naturaleza, con mayor dedicación y tiempo.

Esta infraestructura estaría ubicada en el lugar más turístico o visitado, pero si no funciona o se deteriora con el tiempo es completamente desmontable, con una afección mínima y prácticamente imperceptible en el tiempo. Es muy similar al Parque de Cuerdas o Vía Ferrata montada un poco más arriba, en ‘Cuerda la Graja’, también en el monte 132 de Duruelo de la Sierra, proyecto que ha gustado tanto a todo el mundo y a mí, subjetivamente, también.  ¿Molesta ver hierros, maderas y cuerdas colgadas en esta piedra tan notable y también preciosa?, pues seguramente a alguien sí, pero en general los factores positivos, hacer deporte, hacer algo diferente, ver unas vistas excelentes y, por qué no, descargar un poco de adrenalina, superan a la artificialidad o no naturalidad de las infraestructuras creadas. ¿Es un caso similar? Para algunos puede no serlo, también es una opinión subjetiva y respetable.

No es sencillo buscar similitudes al proyecto del mirador de Castroviejo, pero, por ejemplo, aunque en su momento algunos no valorasen de forma positiva la instalación de 200 metros de pasarela en la Laguna Negra, espacio protegido, creo que el tiempo ha demostrado que lo ha sido: ha ayudado a mantener los valores naturales del espacio, ha dado mayor accesibilidad al visitante y ha repercutido favorablemente en la visión del espacio natural y en la proyección turística de este y de la provincia. Desconocemos si el proyecto de Castroviejo tendrá similar valoración con el paso del tiempo, yo confío en que así sea.

Otro tema también importante a considerar es la tramitación urbanística del proyecto, y si necesita autorización de uso excepcional en suelo rústico. Al ser una infraestructura promovida por la propia Junta de Castilla y León (de conformidad con el Ayuntamiento de Duruelo), en concreto por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, competente en materia de Montes, y de acuerdo con la Ley 3/2009 de Montes de Castilla y León y  al Plan Forestal de Castilla y León (con carácter de Plan Regional de ámbito sectorial), y también conforme a lo previsto por la Ley 10/1998, de 5 de diciembre, de Ordenación del Territorio de la Comunidad de Castilla y León, estando exento de licencia urbanística por ambas Leyes.

Finalmente, tengo que tratar el tema más importante, al menos desde mi opinión, sobre decisiones objetivas como responsable del Servicio de Medio Ambiente. Me refiero a si el proyecto afectaría a los valores naturales, flora y fauna del medio natural. En primer lugar, el paraje Castroviejo, a pesar de su belleza, no es un espacio protegido ni por la normativa nacional ni por la europea, está fuera del Parque Natural de Laguna Negra y Circos Glaciares de Urbión, y fuera de la Red Natura 2000. No es, por lo tanto, ni ZEPA (Zona de Especial Protección de Aves) ni ZEC (Zona de Especial Conservación -antiguos LIC o Lugares de Interés Comunitario-). A pesar de todo, el proyecto ha conllevado todos los trámites ambientales que exige la normativa ambiental, teniendo en cuenta, eso sí, que es Monte de Utilidad Pública. Todos los informes ambientales han sido favorables, siempre que se tengan en cuenta los condicionantes exigidos en los mismos en la ejecución del proyecto, de acuerdo al informe final de agosto de 2019.

Seguramente lo redactado en el proyecto es mejorable y, como cualquier otro proyecto a ejecutar sobre el terreno, habrá que ratificar o mejorar aspectos difíciles de definir sobre el papel, en especial dureza y colores de los materiales a utilizar en función de lo que se vaya comprobando en la realidad del terreno. Todos los proyectos son criticables, esto también tiene un cierto factor subjetivo, pero hay que respetar a los arquitectos redactores.

Sinceramente creo que hay que dejar trabajar a los responsables municipales y a las distintas administraciones que intervienen en la ejecución del proyecto. Entiendo que el nuevo mirador supone una apuesta por el desarrollo de la zona y que será el tiempo quien dará o quitará la razón a quienes, desde nuestras reflexiones, nos hemos permitido opinar en uno u otro sentido, pero es muy difícil conocer a priori las VERDADES ABSOLUTAS.

Por último, puesto que al parecer se están divulgando mediante las redes sociales informaciones e imágenes que no corresponden con el proyecto definitivo, adjunto el enlace a la Plataforma de Contratación del Estado donde puede consultarse el procedimiento administrativo de contratación y la documentación definitiva del proyecto: https://contrataciondelestado.es/wps/poc?uri=deeplink%3Adetalle_licitacion&idEvl=XNkDc40x%2FwCXQV0WE7lYPw%3D%3D.

Mirador de Castroviejo:: ¿Verdades absolutas?, por José Antonio Lucas Santolaya
Comentarios