lunes. 26.09.2022

Reinventar la primavera

La aceptación entre vecinos de la comarca de la primera edición de la Feria del Chorizo de Covaleda,

y el interés que ha suscitado fuera de la zona, demuestra que estamos ávidos de inventarnos argumentos con los que poder aprovechar los recursos.
Sumidos en un pesimismo, que a veces nos desborda, nos cuesta vislumbrar dónde hay un filón para darnos a conocer, atraer gente, hacer negocio, o potenciar nuestras posibilidades.
Sabemos lo que funcionaba en verano, y no nos queda más remedio que estar tomado nota de lo que vende y se hace notar para la época estival.  El mes de julio se nos queda necesitado de un impulso que debemos proyectar. En el otoño, redescubrimos las setas. En el invierno, pensamos en la nieve, y en la primavera qué, algo tenemos que reinventar.
Es la primavera en esta tierra nuestra un periodo de transición,  a veces prácticamente imperceptible. Nos da la sensación que pasamos del invierno al verano, de forma directa, sin previo aviso, y con continuos contrastes en lo meteorológico que nos dan semanas en marzo de verano, y jornadas invernales en mayo.
La nueva vía verde que quiere aprovechar el trazado de la extinta línea férrea Santander-Mediterráneo puede ser una buena herramienta para incentivar la actividad en esta época tan aciaga, aplastada por la sensación de que todo lo que definas, propongas y proyectos está destinado a variar el rumbo ni la trayectoria.
Lo suyo hubiera sido mantener el funcionamiento del tren, pues su ausencia nos deja maltrechos en la comunicación, dentro de la comarca y con el exterior. Una vez que nos hemos golpeado con la realidad del ´No pasarán más trenes`, llega el momento de buscar soluciones. Habilitar la Vía Verde para senderismo, paseo en bicicleta, recorridos guiados, prácticas de naturaleza, deporte y actividades al aire libre, abre un abanico de posibilidades para una época como la primavera.
La próxima edición de La cecina de la sierra en Quintanar, la feria del turismo activo en Vinuesa, la degustación de productos micológicos en el Centro de Navaleno harían de argumentos suficientes para complementar ese flujo de gentes y actividades que han de tener a la comarca como referencia.
A veces no hacen falta grandes inversiones, parafernalias o proyectos y proyectitos. Es el momento de imaginar, explorar, poner en práctica, y, en definitiva, reinventar.

 

Reinventar la primavera
Comentarios