domingo. 03.03.2024

Si amigo si, Matrix es real aunque tú no quieras verlo

¿Recuerdan la película The Matrix? Estoy seguro de que sí porque estamos ante una de las mejores películas de acción y ciencia ficción de todos los tiempos. La dirigieron con maestría las hermanas Wachowski y estuvo protagonizada por Keanu Reeves, Laurence Fishburne, Carrie-Anne Moss y Hugo Weaving. Trata sobre un futuro distópico en el que los seres humanos están atrapados dentro de una realidad simulada llamada Matrix. Pues bien, una de las escenas icónicas de tan ilustre película tiene lugar cuando el líder rebelde Morfeo ofrece al protagonista Neo la posibilidad de elegir entre la píldora roja y la píldora azul. La pastilla roja representa un futuro incierto porque le liberaría del control esclavizante de las máquinas pero para vivir la “verdad de la realidad”. La píldora azul sin embargo representa la bella y adorable prisión: le llevaría de vuelta a la ignorancia viviendo en una comodidad confinada sin necesidad de sufrimiento o miedo dentro de la realidad simulada de Matrix. Recordemos el diálogo: “Esta es tu última oportunidad. Después ya no podrás echarte atrás. Si tomas la pastilla azul fin de la historia. Despertarás en tu cama y creerás lo que quieras creerte. Si tomas la roja te quedarás en el país de las maravillas y yo te enseñaré hasta dónde llega la madriguera de conejos. Recuerda que lo único que te ofrezco es la verdad, nada más dice Morfeo. La verdad nada más. Sólo esa frase justifica ver tan maravillosa película.

Sin embargo, déjame que te haga una pregunta desde el corazón. ¿Y si Matrix fuera más real de lo que piensas? ¿Y si has estado viviendo en un mundo dominado por un sistema que encarcela tu mente y que te dicta como pensar, qué elegir, cómo vivir y cómo sentir? Sí, ya lo se. Se que esta pregunta te rebela y te enciende y piensas que quién soy yo para desordenar tu vida con lo que simplemente es una película. Pero yo que soy un poquito cabrón a veces vuelvo a insistir. ¿Y si fuera así? Porque vuelvo a lo mismo: ¿Eres libre o simplemente crees ser libre? ¿Puedes decidir tu destino o sólo crees que puedes decidir tu destino? Mira a tu alrededor. ¿Te gusta realmente el mundo que ves? ¿Es un mundo justo? ¿Es democrático? ¿Es igualitario? ¿Es un mundo feliz? O tal vez es un mundo dominado por la corrupción, por la violencia, por la mentira, por el egoísmo y por la hipocresía. ¿Es tal vez un mundo deshumanizado donde los ricos son cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres? ¿Un mundo donde el sistema es una cárcel para tu mente, tu alma y tu corazón? Si te has hecho estás preguntas y quieres responderlas estás en el camino correcto. Yo hoy tomo el testigo de Morfeo y te digo honestamente que las respuestas sólo dependen de ti. Ahora dime tú a mi…¿Al final qué pastilla vas a tomar? ¿La roja o la azul?

Puedes conocer mejor a Germán Martínez Rica en su Facebook y en su Linkedin

FOTO DE MATRIX
Si amigo si, Matrix es real aunque tú no quieras verlo