miércoles. 01.02.2023

La España Vaciada todavía puede tomar las armas y vencer su propia guerra

Eran apenas 3000 soldados aguerridos, valientes y bien pertrechados que tuvieron en jaque a todo el ejército turco. Por desgracia, el de Castelnuovo no es un episodio de nuestra historia que narre una victoria española. Pero sí es un momento en la historia que habla del honor, la valentía y el heroísmo en el campo de batalla. Y es que en 1539, y a miles de kilómetros de España- en la actual Herceg Novi (Montenegro), un tercio comandado por Francisco de Sarmiento resistió hasta la muerte el asedio de nada menos que 50.000 turcos durante varios días. Se combatió para perder pero la leyenda de aquella gesta perdura hasta hoy. Sin embargo, yo me pregunto: ¿Resistir es realmente vencer? Sinceramente creo que no. Con este párrafo iniciaba el artículo de opinión que escribí para TuVozenPinares el 29 de abril de 2021, dos años después de la histórica manifestación que la España Vaciada protagonizó el 31 de marzo de 2019 en las calle de Madrid. Y lo traigo de nuevo aquí porque su título “La España Vaciada y abandonada debe revelarse contra el sistema y conquistar el parlamento español vuelve a estar a la orden del día. El diario digital de la Razón publicaba el pasado 8 de enero el siguiente titular. La “España Vaciada” amenaza a Sánchez en 15 provincias”. Yo sin embargo, corregiría dos cosas. La “España Vaciada” amenaza a los dos grandes partidos y también matizaría que probablemente sea en un número superior de provincias. El caso es que tanto el PSOE como el PP están bastante acojonados. Sus  comunicadores ya están diseñando sus estrategias para limitar al máximo el poder de la “España Vaciada” a nivel nacional. En este caso la Ley d,Hondt beneficia a los representantes de nuestra España rural en las próximas elecciones generales. Ya está registrada la Federación de Partidos de la España Vaciada muy presente en provincias de Castilla y León, Castilla La Mancha, Aragón, Andalucía o la Rioja. Lo cierto es que las previsiones de los dos grandes actores electorales es que estas candidaturas puedan llegar a formar un grupo propio en el Congreso. Y es que con 20.000 votos pueden obtener un diputado en provincias como Teruel, Zamora o Cuenca y con menos de 50.000 podrían hacerlo en León, Valladolid, Palencia, Jaén, Soria, Albacete, Ciudad Real, Huesca, Zaragoza, Burgos o Salamanca. Sin embargo, nuestra fuerza es mucho mayor. En nuestros pueblos viven 18 millones de personas que representan a 100 diputados en el parlamento. Si actuamos inteligentemente y unidos podemos lograr 15 diputados y ser la llave de gobierno relegando a nacionalistas e independentistas apostando por la auténtica España, la de sus pueblos. ¿A qué estamos esperando? Es nuestra última oportunidad. ¡Dejemos de resistir y ataquemos! ¡La Victoria puede ser nuestra!.

 

 

La España Vaciada todavía puede tomar las armas y vencer su propia guerra
Comentarios