sábado. 13.04.2024
Comarca

Últimos retoques en el nuevo mirador de La Galiana

Más de un año ha pasado desde que la Junta de Castilla Y León adjudicase las obras de mejora del Mirador de la Galiana y su entorno. Y es que, pese a contar con un plazo de seis meses para la ejecución de las obras, los trabajos aún no han finalizado; aunque lo cierto es que ya sólo quedan los últimos flecos para rematar esta intervención que consta de tres trabajos: la ya mencionada instalación de un nuevo mirador, una mejora de la accesibilidad del mismo para las personas con movilidad reducida y la ampliación del parking anexo, que es el último tramo que aún queda por finalizar.

Durante esta última semana, desde Tu Voz en Pinares hemos querido pasarnos por lo que va a ser la cara visible de esta obra, el mirador de la Galiana, pudiendo realizar las fotografías que ven en la cabecera de este artículo.

Observando lo que es el resultado casi final de los trabajos vemos cómo, pese a haber generado algo de polémica por su posible impacto visual en el entorno natural del Cañón del Río Lobos, el nuevo balcón apenas sobresale unos metros de la roca y lo hace con una plataforma metálica de estilo malla, rematando con una balaustrada también metálica, pero en este caso envejecida con tonos ocres y oxidados. El resto de material utilizado es madera de la empresa 'PinoSoria' termotratada y utilizada en la parte del acceso, de los asientos y del suelo. Lo que sí destaca es la ampliación del terreno de observación respecto al anterior mirador, generando una superficie grande e igualada en su firme para albergar a más visitantes.
 

AMPLIACIÓN DEL APARCAMIENTO
Una de las motivaciones que llevó al gobierno autonómico a realizar las mejoras en este balcón hacia el Río Lobos fue la gran cantidad de turistas que atrae a lo largo del año, especialmente en verano. Un motivo que igualmente se puede aplicar para la ampliación de un parking en que necesariamente utilizan la gran mayoría de visitantes que acceden a este enclave al que habitualmente acuden tras realizar bien la ruta senderista del cañón o bien tras visitar la ermita de San Bartolomé. Con la nueva ampliación, que aún está finalizándose, el aparcamiento quedará preparado para albergar 36 turismos -más del doble de los que podían aparcar hasta ahora- y 2 autobuses.
 

UN LUGAR PRIVILEGIADO
Si por un casual el lector no supiese ubicar -o no hubiese estado nunca en dicho mirador- situarlo en le mapa es sencillo. El balcón se encuentra en lo alto del corazón del Río Lobos, sobre la cueva de La Galiana Alta, que da nombre al mirador. 

Se accede por la carretera SO-920 a 14 km de distancia de San Leonardo de Yagüe, pasando Casarejos y a apenas 5 kilómetros antes de llegar hasta Ucero. Desde ese enclave se puede observar la majestuosidad del cañón, contemplando las casi 10.000 hectáreas que ofrece este parque natural declarado como tal por la Junta de Castilla y León en el año 1985.

Al ubicarse el mirador a más de 150 metros de altura sobre el Río Lobos, se genera una distancia suficiente para contemplar los montes, la ermita de San Bartolomé o el nacimiento del Río Ucero; sin olvidarnos, claro está, de sus habituales 'habitantes': los buitres que pasean por sus inmediaciones durante los meses más calurosos.
La inauguración de estas nuevas mejoras está pensada -si todo sale según lo previsto- para comienzos de la primavera. La empresa encargada de los trabajos ha sido Construcciones y Obras Valbuena SAU, que ganó el concurso público presupuestando el montante de la obra en 283.000€

Últimos retoques en el nuevo mirador de La Galiana