jueves. 08.12.2022

Las altas temperaturas complican la situación de los incendios activos en Castilla y León

La Junta prohíbe cosechar, recomienda evitar el tránsito por los montes y suspende tratamientos selvícolas, destinando así todos sus efectivos a la extinción de las llamas, tras la declaración de alarma en la Comunidad.

INCENDIO EN MONSAGRO
Incendio en Monsagro (Salamanca)

Las temperaturas extremas y sostenidas, responsables de la extraordinaria sequedad de la vegetación, unidas a diversos ciclos de tormentas secas con aparato eléctrico, están detrás de la proliferación de incendios forestales de los últimos días. En concreto se han atendido más de 165 incendios a lo largo de la semana, siendo Burgos la provincia con mayor número de zonas afectadas, según informan desde la Junta de Castilla y León.

El viernes 15 de julio fue la jornada más dura para el operativo de lucha contra incendios forestales de Castilla y León (INFOCAL), que tuvo que enfrentarse a 35 incendios en las nueve provincias. Soria fue la única que no registró incidencias de gravedad. Al Nivel 2 de Monsagro (Salamanca), que fue declarado este martes 12 ya lleva aproximadamente 9.000 hectáreas de superficie afectadas, se sumaron ayer otros tres incendios más del mismo nivel de gravedad: Navafría (Segovia), Roelos de Sayago y Figueruela de Arriba (ambos en Zamora). En una sola jornada el INFOCAL se enfrentó a cuatro niveles 2 y otros tres niveles 1, así como a decenas de incendios de nivel 0 distribuidos por todo el territorio de la extensa Comunidad.

Las labores nocturnas de esta madrugada consiguieron bajar a Nivel 1 Roelos de Sayago y Figueruela de Arriba. Hoy, sábado 16 de julio, en Castilla y León se mantienen en Nivel 2 Monsagro y Navafría, y en Nivel 1 Navalonguilla, Paradaseca, Candelario, Roelos de Sayago y Figueruela de Arriba. Además, se declaraba el sábado 16 a las 16.30 horas el nivel 1 en Cebreros (Ávila).

Poblaciones afectadas

Diversas poblaciones se han visto afectadas. El martes 12 comenzaron las evacuaciones, la primera fue en Monsagro, pero la cercanía de las llamas y el humo obligaron ayer viernes 15 a evacuar a los habitantes de otros cuatro municipios. Los vecinos de Guadapero y Morasverdes (Salamanca), fueron trasladados a Ciudad Rodrigo y hoy los de Guadapero aún no han vuelto a sus casas; los de Villarino de Manzanas (Zamora), afectados por el incendio de Figueruelas de Arriba, y los de Torre Val de San Pedro (Segovia) han podido regresar.

Causas y previsiones

La dispersión territorial y la simultaneidad de incendios están dificultando las labores de extinción, a lo que se suma la baja humedad del combustible grueso, las altas temperaturas y la inestabilidad en capas altas de la atmósfera, lo que genera un incremento de la probabilidad de ignición, propagación y consolidación de los incendios. Estos factores favorecen que los incendios desarrollen comportamientos convectivos con condiciones de propagación extremas y virulentas, fuera de la capacidad de extinción durante largas fases del día e incluso de la noche.

Una parte extraordinariamente alta de los incendios han sido producidos por rayos en tormentas secas, siendo la otra causa más importante las labores agrícolas, como las labores de cosecha de cereal sin adoptar las debidas precauciones en un contexto de alerta o alarma meteorológica.

En Burgos, y en la jornada del 15 de julio, se combatieron también dos incendios. El primero se originó a las 14:00 h en Valluercanes y se desplazaron 1 técnico, 6 agentes medioambientales, 6 autobombas, 6 cuadrillas de tierra, 2 buldócer y 2 cuadrillas helitransportadas. A ellos se sumaron 2 aviones de carga en tierra del MITERD y 2 dotaciones de bomberos de la Diputación de Burgos.

El segundo se originó a las 18:27 h en Castañares, a las afueras de la ciudad de Burgos, y en su extinción participaron 2 agentes medioambientales, 1 autobomba, 1 cuadrilla de tierra, a los que se sumó 1 dotación de bomberos municipales. Se declaró extinguido a las 22:46 h.

En la provincia de Soria, y en la jornada del 16 de julio, se originó un incendio en el término municipal de Ágreda

Balance de incendios más preocupantes a las 19:00 h del día 16

Las labores nocturnas en el incendio de Monsagro, que comenzó el pasado lunes en la frontera de Salamanca y Cáceres, han permitido una evolución positiva, aunque se mantiene el Nivel 2 de gravedad provincial que se declaró el pasado 12 de julio. Las estimaciones actuales de superficie afectada se elevan a del orden de 9.000 ha. Hoy están trabajando más de 340 personas en Monsagro. El operativo INFOCAL mantiene desplazados en la zona 10 técnicos, 14 agentes medioambientales, 9 cuadrillas de tierra, 6 autobombas, 6 bulldozer, 6 helicópteros, 5 ELIF, 1 avión de carga en tierra y 3 profesionales del camión del Puesto de Mando Avanzado. Los medios del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) prestando apoyo son: 4 helicópteros, 2 BRIF, 4 hidroaviones y 2 aviones anfibios. Por su parte, la Unidad Militar de Emergencias (UME) colabora con 12 autobombas, 2 bulldozer, 2 helicópteros y 106 militares. Completan el despliegue de medios 4 motoniveladoras y 25 bomberos de la Diputación de Salamanca y de los Ayuntamientos de Lumbrales, Ciudad Rodrigo, Vitigudino. Este cómputo, como es habitual, no contempla el personal de relevos que se encuentra en periodo de descanso. La evolución durante el día de hoy ha sido bastante favorable, con pocas extensiones de perímetro gracias al trabajo de consolidación de la pasada noche. Solo ha sido reseñable una reproducción que ha complicado el trabajo en el entorno de Morasverdes.

También en Salamanca, el incendio de Candelario (Nivel 1) se mantiene con evolución favorable pero con diversas reproducciones.

El otro incendio que sigue esta mañana en Nivel 2, que se declaró por el corte de la carretera N-110, es el de Navafría (Segovia), donde están trabajando medios de la Junta de Castilla y León, la UME y de la Comunidad de Madrid, ante el temor de que las altas temperaturas reaviven la fuerza del incendio. Las llamas han quemado aproximadamente 1.000 ha, habiendo alcanzado 18 km de perímetro. Hoy ha tenido una evolución favorable sobre todo a partir de mediodía, tras haber controlado algunas reactivaciones peligrosas en la zona de pinar durante la mañana, que motivaron la incorporación de la UME. Además de esta y de los medios de INFOCAL han colaborado dos helicópteros bombarderos, una brigada helitransportada y una aeronave de coordinación facilitados por la Comunidad de Madrid.

El de Valluercanes, en Burgos, ha sido estabilizado y no hay llama. El de Navalonguilla, en Ávila, mantiene el Nivel 1, aunque los trabajos nocturnos ofrecen resultados favorables.

Los esfuerzos del INFOCAL realizados durante la noche también han funcionado en Zamora: los incendios de Roelos de Sayago y Figueruela de Arriba han bajado a Nivel 1 tras alcanzar ayer por la tarde noche el Nivel 2. Hoy a las 8.30 horas se declaraba la bajada de nivel en ambos.

El incendio forestal de Paradaseca en Villafranca del Bierzo (León), que llevaba activo desde el jueves y en el que se declaró ayer por la mañana el Nivel 1, continúa con la misma consideración de gravedad.

En total a las 19:00 del día 16 se contaba en la Comunidad con 11 incendios activos, 13 controlados y 6 extinguidos.

El más peligroso de los declarados hoy es el que en estos momentos continúa activo en Cebreros (Ávila), declarado nivel 1.  El comportamiento del incendio, que surgió a las 15:15 h en una urbanización próxima al pueblo, ha sido explosivo desde un primer momento, avanzando por una zona de elevada carga de combustible. Se han desplazado 13 medios aéreos tanto del INFOCAL como del MITERD y de las comunidades autónomas de Madrid y Castilla-La Mancha, que ofrecieron sus efectivos con celeridad.  Se trata de una zona de difícil control y de gran potencial en que seguirá trabajando durante la noche.

Las altas temperaturas complican la situación de los incendios activos en Castilla y León
Comentarios