miércoles. 29.05.2024
Documento Juan II antes de su restauración.
Documento Juan II antes de su restauración.

Hacer perdurar la historia es una obligación de todos y en conservar los documentos antiguos que se encuentran en todos los Ayuntamientos está la clave para que eso suceda.

Un ejemplo fue Palacios de la Sierra digitalizando buena parte de todo su archivo histórico y ahora, -con una acción mucho más modesta- le sigue el Consistorio de Duruelo, encargando la restauración de tres pergaminos (el más antiguo de los cuales data del año 1302) que, junto con la Carta Puebla, son fundamentales para explicar la Historia de esta localidad.

"Son documentos de gran importancia histórica y el resultado de la restauración ha sido excelente. Se han limpiado, estirado, hidratado, corregido los rotos de óxido y las partes que se habían comido los ratones, se han entregado protegidos en una funda de poliuretano especial y cada uno con su carpeta para conservarlos", señala Luis Martín Simón, vecino de la localidad y encargado de que estos documentos se hayan llevado a restaurar a Burgos.

Se trata, en primer lugar, de la carta de Fernando IV, del año 1302, en la que este Rey confirma los privilegios concedidos a Duruelo por su padre Sancho IV. El segundo documento es la carta de privilegio y confirmación de Juan II, de 1410, y el tercero es la carta de privilegio y confirmación de los Reyes Católicos de 1493.

En la primera carta se concede a los habitantes de Duruelo la independencia frente a los “montanneros”, que eran los encargados de la guarda del monte según el Fuero de Soria, la ley a la que estaban sujetos los habitantes de Duruelo desde que esta aldea se repobló con la Carta Puebla del año 1250, explica Luis Martín.

También se concede a los de Duruelo en esta carta, la protección del Rey para que puedan andar libremente, por los caminos de su Reino, con sus carretas y su madera. Son dos privilegios que tendrán su importancia para el desarrollo de la economía de toda la zona de Pinares.

En esta carta también se establecen los mojones del pueblo, o lo que es lo mismo los límites y se utilizan nombres como Perondillo, la Toza, Guímara, Malicioso o la Espadilla, que siguen utilizándose en la actualidad.

El segundo pergamino, el de Juan II, es una carta de privilegio y confirmación bastante más amplia que la anterior. Contiene nuevos privilegios de protección para los carreteros además de la confirmación de todas las cartas de los Reyes anteriores.

Los privilegios se conceden a Duruelo, pero por extensión a todos los carreteros de la zona de pinares de Soria-Burgos. Cuando los Reyes Católicos, crean la Junta y Hermandad de la Cabaña Real de Carreteros, después de la Guerra de Granada y como pago de sus servicios,  solamente dotan de una organización jurídica jerarquizada a algo que ya existía con Juan II.

El tercer documento data del año, 1493 y se trata de la carta de confirmación de los privilegios de Duruelo por parte de los Reyes Católicos. No aporta nada nuevo  pero es el documento mejor conservado y más utilizado legalmente, un libro de varias hojas de pergamino, muy bonito y fácilmente legible.

Estos tres documentos se llevarán en breve a las dependencias municipales para su guarda y custodia y para poder ser mostrados a quienes quieran contemplarlos.

Duruelo restaura varios documentos históricos que datan hasta del año 1302