martes. 16.08.2022

El Tizona Universidad de Burgos se queda fuera de la fase de ascenso en el último suspiro (83-78)

A pesar de ganar, no puede pasar de eliminatoria ante el filial del Valencia Basket, en un partido muy competido, que se decantó sobre la bocina con el triple de Guillem Ferrando que silenció a un Plantío totalmente entregado
tttt
Tizona Universidad de Burgos

El baloncesto no siempre es justo y en esta ocasión el Tizona tuvo que conformarse con la cruz, poniendo punto y final a una gran temporada.

Imagen

La afición se volcó con el equipo en el momento más importante de la temporada, ante un rival con mucha calidad y con la obligación de superar el partido por un mínimo de nueve puntos.

Imagen

El equipo dirigido por Diego Ocampo saltó a la pista fuerte y seguro, ahogando el ataque taronja y consiguiendo una renta que invitaba a soñar, consiguiendo una ventaja de hasta diecisiete puntos en el tramo final del primer cuarto (26-9), llegando al segundo acto con un cómodo 26-11 con Bortolussi y Garmine Kande como referentes.

El Tizona se gusta, gustaba y la afición que abarrotó el Plantío se unía al empuje del equipo que seguía en su nube. Un triple de Dídac Cuevas a 2:35 para el descanso hacía la máxima del partido (41-18).

El filial taronja, totalmente desaparecido durante la primera parte, comenzaba a carburar en los momentos finales, llegando al final del cuarto con 43 a 28 en el marcador.

Pero el paso por vestuarios enfrió el motor azulón que perdía la renta en tan solo dos minutos, obligando a Diego Ocampo a parar el partido con dos triples de Alejandro Bellver que hacían un parcial 2-8 que apretaban el marcador (43-35).

Imagen

El revulsivo que buscaba el técnico burgalesista no llegó y el Valencia Basket continuó a lo suyo aprovechando el momento bajo del Tizona, aumentado el parcial hasta el 2-14 que dejaba un apretado 45-41 a falta de seis minutos para finalizar el cuarto.

Galarreta desde el triple dio aire a un Tizona que había perdido su mordiente y Luis Ferrando parecía corroborar la recuperación (50-41).

Valencia buscó mover el balón rápido, aprovechando la juventud y la calidad de sus jugadores y el cansancio que comenzaba a pasar factura al conjunto local. Bautista Lugarini y Millán Jiménez aparecieron en el mejor momento naranja que dejaba el marcador en tan solo dos puntos de diferencia (52-50) con 3:28 aun por delante.

Un mate de Garmine Kande y un triple de Dídac Cuevas en el último minuto salvaban los muebles para un Tizona que llegaba al último cuarto con 58-52 en el marcador.

El último cuarto era una verdadera final. El Tizona debía aumentar la renta en tres puntos más ante un rival que seguía creciendo con el paso de los minutos. De nuevo, la afición respondió y buscó ahogar el ataque visitante y alentar a los burgaleses por la victoria.

Pero cuando más disputado estaba el encuentro, el jugador ACB del Valencia Basket, Guillem Ferrando, aparecía para acabar con el conjunto burgalés.

Con 15 puntos en el último cuarto, el jugador taronja se convirtió en una verdadera pesadilla. Con su segundo triple del cuarto, Ferrando daba la vuelta al marcador por primera vez en el partido (65-66), obligando de nuevo a Diego Ocampo a parar el partido en busca de una solución que se antojaba complicada.

El triple parecía la clave para pasar de ronda. Bortolussi con dos triples consecutivos mantenía el pulso y devolvía las tablas al marcador (73-73). Restaban dos minutos y medio y la igualdad en pista era máxima, pero insuficiente para pasar de ronda. Dídac Cuevas, desde el exterior, devolvía la ventaja a los azulones (76-73) y con un segundo triple, a falta de cuarenta y cinco segundos, invitaba al Plantío a soñar (81-75).

Se debía creer y se intentó. Xavi Albert paraba el partido en busca de reducir la renta, pero el triple de Millán Jiménez no entró e Iván Martínez, en la réplica, conseguía dos tiros libres para la esperanza con 12 segundos por delante (83-75).

El resultado invitaba a la prórroga y la defensa azulona, de libro mantenía la ilusión de un Plantío que se heló con el sonido de la bocina final. Apareció Guillem Ferrando para asestar el golpe mortal con un triple “in extremis” que ponía punto y final a la temporada.

La lucha y la entrega de la temporada, no tuvo en esta ocasión el premio merecido y el Tizona Universidad de Burgos pone fin a su sueño de volver por la vía rápida a la Liga LEB Oro.

Tiempo ahora de reflexionar y planificar la nueva temporada sin dar las gracias a una afición que se ha entregado hasta el último segundo.

DATOS DEL PARTIDO:

TIZONA UNIVERSIDAD DE BURGOS:  Dídac Cuevas (20), Iván Martínez (8), Peter Stümer (7), Ale Bortolussi (16) y Corey Deberry (6). También jugaron: Pedro García (-), Alberto Ruiz de Galarreta (10), Papi Diene (2), Luis Ferrando (5), Garmine Kande (9). Entrenador: Diego Ocampo.

VALENCIA BASKET L’ALQUERÍA: Alejandro Rivas (6), Alejandro Ortega (5), Millán Jiménez (15), Juan Hierrezuelo (4) y Sergio de Larrea (5). También jugaron: Rafa Vila (2), Diego Rivas (-), Bautista Lugarini (9), Guillem Ferrando (21), Gonzalo Bressan (6) y Alejandro Bellver (5). Entrenador: Xavi Albert.

PARCIALES:  26-11 / 17-17 (43-18) / 15-24 (58-52) / 25-26 (83-78)

El Tizona Universidad de Burgos se queda fuera de la fase de ascenso en el último...
Comentarios