sábado 25/9/21

Jetse Bol se incorporó a la escapada del día que fue neutralizada a 9 kilómetros de meta

El más combativo en su cuarta fuga de La Vuelta,  se convierte en el ciclista que ha rodado más kilómetros fugado en lo que llevamos de La Vuelta

photogomez_0101171_1_small-scaled
Burgos BH

Carlos Canal firmó el top-15 en la llegada de Santa Cruz de Bezana.

Después de la necesaria y reconfortante jornada de descanso, el equipo encaró con ambición el inicio de la última semana de La Vuelta. Pasado el kilómetro 5, se conformó un grupo de cuatro corredores al que poco después se incorporó Jetse Bol. La escapada trabajó para abrir un hueco que mantuviese sus opciones, pero los intereses en el pelotón solo consintieron una diferencia inferior a los dos minutos en todo momento.

A 60 kilómetros de meta, el caos se apoderó de un fragmentado gran grupo y Ander Okamika y Ángel Madrazo saltaron del pelotón en busca de acción por delante. Pero los equipos de los esprinters no quisieron dejar escapar la posibilidad de una llegada masiva, aceleraron el ritmo y cazaron a los dos corredores morados intercalados.

En cabeza de carrera, Bol mostró buenas piernas y generoso en el esfuerzo, fue el primero en pasar el Alto de Hijas y el esprint intermedio de Santillana del Mar. La volata era inminente y la escapada mermada, aún con Bol, fue neutralizada a 9 kilómetros de Santa Cruz de Bezana, donde Carlos Canal cerró un top-15 al esprint.

Jetse Bol, el ciclista con más kilómetros por delante del pelotón de La Vuelta, describió su etapa: “Hoy no estaba dentro de mis planes escaparme, pero cuando se formó la escapada, estaba delante y sabía que alguien del equipo debía estar en la fuga. El plan era no gastar muchas energías al principio e ir a tope en los últimos 50 kilómetros. No llegamos a tener más de dos minutos de ventaja y tuvimos que dar más gas porque el pelotón estaba muy cerca todo el tiempo. Lástima que en el grupo no había mucho entendimiento, porque creo que podríamos haber llegado muy cerca de meta” explicó.


La Vuelta se enfila hacia el oeste y pone rumbo hacia Asturias, donde la montaña comenzará a sentenciar la carrera. La 17ª etapa marchará de Unquera hasta los Lagos de Covadonga, coloso habitual en la carrera, y completará un recorrido de más de 185 kilómetros con la subida a Hortigueru y el doble paso por La Collada Llomera, antes de la ascensión final.

Jetse Bol se incorporó a la escapada del día que fue neutralizada a 9 kilómetros de meta
Comentarios