domingo 25/10/20

Maderas Rupérez es una apuesta firme y decidida de futuro empleando madera que proviene de la comarca de Pinares

En "MADERAS RUPÉREZ" demuestran por la via de los hechos lo que transmiten con entusiasmo en su slogan: "PASIÓN POR LA MADERA". 
31 ARRIBA IZQUIERDA
Fran Rupérez, gerente de la empresa afincada en San Leonardo, delante de una pilas de vigas.

Nada mejor para demostrarlo que lo que nos explica, lleno de satisfacción, su gerente y propietario, Francisco Javier Rupérez: “Acabamos de terminar la construcción, en nuestras instalaciones de San leonardo de Yagüe, de una nueva nave de casi mil metros cuadrados realizada íntegramente con madera maciza de Pino Soria-Burgos”. Se trata de la primera nave de estas dimensiones realizada en España – y, probablemente, fuera de ella-, construida con cerchas de madera maciza de 23 metros de largo y totalmente ensamblada mediante la mecanización con colas de milano. “Era un proyecto al que llevaba tiempo dando vueltas.

Trabajamos con la madera y apostamos por ella

“Nosotros trabajamos la madera y se la ofrecemos a nuestros clientes como el mejor método de construcción, el más sostenible y como el entorno más saludable para vivir o trabajar. Entonces, ¿no deberíamos ser los primeros en emplearla en un proyecto propio de grandes dimensiones? Dicho y hecho”. No queda ahí el tema. Fran, como le conocen amigos y clientes, nos sigue comentando con gran entusiasmo: “Es una nueva nave que nos servirá para seguir creciendo y mejorando en nuestra continua labor de innovación, mejora de procesos e implantación de nuevos productos. Pero, principalmente, nos va a servir para transmitir un mensaje muy claro: trabajamos con madera y apostamos por la madera. Si piensas en madera, danos la oportunidad y no te defraudaremos, aquí está el ejemplo de lo que podemos hacer por ti.” 

30Adentrándonos de lleno en el corazón de la empresa, estamos ante una empresa familiar que nace en 1957 con el nombre de “Maderas Eugenio Rupérez”. En 1966, Eugenio Rupérez hijo traslada las instalaciones a su ubicación actual y moderniza su equipamiento ampliando la disponibilidad de espacio para almacenar el producto. En 1992 la empresa pasa a llamarse Maderas Rupérez S.L. En 1994, Francisco Javier Rupérez, hijo y nieto de los anteriores administradores, se incorpora definitivamente a la empresa. “La fábrica ha sido el eje entorno al cual ha girado siempre la vida de mi familia. Mis padres, hermanas y hermanos siempre han estado ahí, dando significado a lo que es una empresa familiar”.

Mi hermano Josean trabaja ya de continuo conmigo. Y ahora están mi mujer Yolanda y mis hijos, Javier y Sara, viviendo el día a día de la empresa. Javier acaba de empezar a trabajar en ella y Sara está iniciando una tesis doctoral centrada en el sector forestal de nuestra comarca desde un punto de vista traductológico. Sin todos ellos, nada tendría sentido” explica Fran. A partir de aquí, la vocación del aserradero pasa por dar un vuelco a la producción con el objetivo de transformar y tecnificar cada vez más el producto. Se realizan diversas ampliaciones de las instalaciones y en 2010 se adquiere una nave anexa a la que se dota de maquinaria y que hará las veces de carpintería y centro de segunda transformación.

Trabajo, constancia, método y organización

En 2015 se adquieren terrenos colindantes para incrementar definitivamente el alcance productivo de la empresa, lugar en el que se ubican la nueva nave, un nuevo secadero y las nuevas oficinas, en proceso de rehabilitación. Fran lo tiene muy claro: “La continuidad de una empresa familiar se consigue fundamentalmente a través del trabajo, la constancia, el método y la organización. ”Maderas Rupérez ha hecho de estas herramientas y del esfuerzo continuo su seña de identidad a lo largo de sus más de 60 años de historia. Estamos ante una compañía innovadora, de gran arraigo en la comarca de pinares, que se dedica en cuerpo y alma a la primera y segunda transformación de la madera que proviene de los montes de la comarca de pinares de Soria y Burgos.

31 ARRRIBA DERECHAUna compañía que realiza el ciclo productivo completo, desde la selección y la compra de la madera en los montes de la comarca, pasando por su serrado, secado y transformación final para proporcionar a sus clientes una amplia gama de productos de la mejor calidad. Maderas Rupérez ha decidido tomar el pasado como su piedra angular para dar un salto en el presente buscando un futuro prometedor. “Apostamos directamente por la madera de nuestra comarca para realizar una amplia gama de productos terminados de la máxima calidad”. “En este sentido, se acometen tanto grandes proyectos de rehabilitación o de nueva construcción como otros a más pequeña escala. Para nosotros todos son igual de importantes.”

En cuanto a gama de productos, Maderas Rupérez sigue comercializando la madera aserrada para su uso en carpintería y en estructuras, si bien la empresa se ha volcado totalmente en la finalización de productos: “en madera para construcción (fundamentalmente vigas de todas secciones y tarimas) ofrecemos a nuestros clientes todos los servicios necesarios para su montaje final en obra, tales como cepillados, mecanizados de todo tipo o tratamientos, acompañados de todos los elementos necesarios para su instalación, como elementos de fijación, tableros, aislamientos, láminas… Porches y pérgolas son de los productos más demandados por nuestros clientes”.

Sección dedicada al mobiliario urbano

 “Tenemos una sección muy potente dedicada al mobiliario urbano realizado con madera de Pino Soria-Burgos tratada para exteriores. Fabricamos mesas, bancos, pasarelas y puentes, jardineras, vallados, tipis indios o cubre-contenedores, entre otros muchos productos”. “Destacaría en esta sección las Pantallas Acústicas Fonoabsorbentes, cuya finalidad es evitar que el sonido de carreteras y autovías moleste a las viviendas colindantes”. “Se requieren ensayos muy exigentes y costosos para la obtención de las certificaciones necesarias, pero podemos decir con orgullo que durante varios años somos los principales suministradores de este producto para toda la cornisa cantábrica, que es donde tiene mayor demanda.”

La amplia gama de productos ofertados hace que Maderas Rupérez tenga gran variedad de clientes: particulares, empresas de construcción, almacenes de madera y otros, organismos públicos e instituciones de todo tipo. “Atendemos diariamente a muchos clientes y todos son igual de importantes. Desde luego que está muy bien y es muy vistoso realizar grandes obras para organismos públicos o instituciones; pero no es menos cierto que, para una persona que va a construir o rehabilitar su casa, eso es lo más importante, y nosotros tenemos que estar a la altura en todas las ocasiones. Realmente, pocas cosas son tan satisfactorias como cuando nos contactan familiares o amigos de un cliente y nos dicen que vienen porque está muy satisfecho con nuestro trabajo.” Estamos ante una compañía que vende por toda España y que cuida especialmente su imagen y, sobre todo, el trato con los clientes.

31 ABAJOLa innovación empresarial es un factor determinante para la empresa. Tener un  conocimiento en profundidad del producto es fundamental para poder desarrollar sus prestaciones al máximo. Maderas Rupérez dispone de una oficina técnica dotada de todos los medios técnicos y humanos necesarios para asesorar al cliente en cualquier tipo de duda que pueda tener. Desde el correcto diseño de la estructura o mobiliario en planos a la elección de las secciones de las piezas más convenientes que conforman la estructura que se desea montar. “Normalmente son arquitectos los que contactan con nosotros cuando el cliente quiere hacer una vivienda con madera o incluso los mismos propietarios. Nos solicitan información sobre resistencias, durabilidad o forma de colocación de las piezas. En rehabilitaciones, son más los albañiles los que nos consultan qué colocar en cada lugar. Se puede decir que el mercado estructural se basa mucho en la rehabilitación y la vivienda nueva estaría enfocada a la bioconstrucción, es decir, a la construcción sostenible y ecológica, en la que estamos especializados”.

Francisco Javier Rupérez es presidente CEMCAL (Confederación de Empresarios de la Madera de Castilla y León) y de ASIF (Asociación Soriana de Industrias Forestales), a la vez que vocal en el Comité Ejecutivo de FOES (Federación de Organizaciones Empresariales Sorianas). Realizó sus estudios de Empresariales en la Universidad de Burgos. Apasionado de la música Heavy Metal, de la lectura y el baloncesto, no quiere terminar este reportaje sin destacar dos cosas: “Me gustaría poner en valor el papel fundamental de CESEFOR para que Maderas Rupérez haya conseguido el certificado PEFC de gestión forestal sostenible, la Marca de Garantía de Pino Soria Burgos y el Marcado CE para la madera estructural, además de otros proyectos muy avanzados e innovadores que estamos realizando actualmente”.

“Para finalizar si me gustaria decir que sin el compromiso, dedicación y esfuerzo de los trabajadores de esta empresa nada se podría haber hecho. Son, sin duda alguna, la parte fundamental del proyecto. Mi agradecimiento especial y más sincero para ellos.”

 

Maderas Rupérez es una apuesta firme y decidida de futuro empleando madera que proviene...
Comentarios