sábado 23/10/21
En el año 1989 ambas localidades, a pesar de su importante diferencia de población, se hermanaron.

Duruelo, un pueblo hermanado con Oporto y con proyectos "en el aire" por culpa de la pandemia

Duruelo quiere promocionar en Oporto el nacimiento del Duero, “dado la importancia que para ellos tiene este río e invitarles a escoger nuestro pueblo como lugar turístico”.

Duero

Un total 897 kilómetros de distancia separan al río Duero desde su nacimiento en Duruelo de la Sierra hasta su desembocadura en Oporto, pero ambos lugares están verdaderamente unidos de corazón. El río Duero, columna vertebral de Castilla y León, nace a unos 2.160 metros de altitud en los Picos de Urbión y supone el cordón umbilical desde esta montaña hasta su desembocadura en el país vecino.

Tal importancia hizo que en el año 1989 ambas localidades, a pesar de su importante diferencia de población, se hermanaran comenzando así una relación aún más estrecha que supondría plantear proyectos comunes desde entonces. Lo cierto es que los objetivos marcados en los últimos dos marcados de cara a fomentar el turismo en este sentido se han quedado “en el aire” como consecuencia de la crisis sanitaria actual.

Uno de los planes era ofrecer a los portuenses la visita al nacimiento del Duero como viaje para potenciar turísticamente la población durolense. “Promocionar allí el nacimiento del Duero, dado la importancia que para ellos tiene este río e invitarles a escoger nuestro pueblo como lugar turístico”, señala Alberto Abad con respecto a las intenciones que se marcaron desde el equipo de Gobierno y que todavía no han visto su fruto: “está todo en el aire, el tema de la situación sanitaria actual ha hecho que se haya paralizado todo, pero esperamos retomar las conversaciones próximamente”, recalca.

DSC_0082 copia

Fue en mayo de 2018 cuando el edil durolense viajó a la ciudad portuguesa de Oporto con el objetivo de estrechar lazos y valorar junto con el concejal de cultura y turismo de Oporto, Ricardo Valente, qué proyectos o relaciones se podrían desarrollar entre ambos pueblos, ya que son innumerables los valores medioambientales y paisajísticos que atesora el Duero y que se deberían promocionar más y mejor.

El concejal de la segunda ciudad más importante del país vecino abrió las puertas al alcalde pinariego y mantuvo una reunión de aproximadamente una hora para comenzar a valorar qué planes podrían llevarse a cabo y así conseguir un desarrollo turístico y local en la población de Duruelo de la Sierra de cara a los próximos años.

“Son conscientes de la importancia que tiene el que seamos pueblos hermanados”, confiesa Alberto Abad, “hasta antes del comienzo de la pandemia, se había notado mucho que había aumentado el turista portugués que venía a Duruelo por el río Duero. Pero además, muchos otros turistas llegados de toda España, sobre todo con bicicletas, llegan para hacer la ruta del Duero desde el nacimiento. Es algo que está cogiendo mucho auge y que hay que dar a conocer aún más”.

En diciembre de 2018 Duruelo acogió la asamblea general de la Asociación Ibérica de Municipios Ribereños del Duero (AIMRD) que contó con la presencia de Ricardo Valente, que devolvía la visita de Alberto Abad y descubría por primera vez la localidad pinariega.

Dos símbolos de unión. 

Hace varios años que Duruelo colocó un monolito de piedra en la zona de las orillas del Duero, a la entrada del pueblo, como símbolo de unión con Oporto. En esta piedra, que mide siete metros de altura, se puede ver grabado todo el recorrido que realiza el Duero, estando como protagonistas los pueblos más importantes por los que pasa.

Nacimiento

También se colocaron los nombres de Duruelo y Oporto hechos en forja de hierro en la fuente de la Plaza del Millón, en la subida que lleva hasta la plaza mayor y a la iglesia. Ambos son los monolitos que hay en la población y que se suman al que existe en el nacimiento del propio río Duero, realizado también en forja de hierro donde se puede ver un mapa de España y el recorrido señalado del río entre Duruelo y Oporto. En la misma zona existe un cartel en el que se citan los versos de Gerardo Diego: “río Duero, río Duero, nadie a acompañarte baja, nadie se detiene a oír tu eterna estrofa de agua”.

Duruelo, un pueblo hermanado con Oporto y con proyectos "en el aire" por culpa de la...
Comentarios