viernes. 01.07.2022

La familia de refugiados ucranianos del Quintanarejo se muda a Alicante

Tras un breve paso por Soria, Oleg, el padre de la familia, encontró trabajo de su oficio como vendedor de colchones en la costa alicantina

La familia ucraniana que llegó al Quintanarejo gracias a la generosidad de Cassandra y Tomasso, una pareja que vive en Parla y que les cedió su casa en la pedanía de Vinuesa, se han mudado a Alicante tras encontrar Oleg, el padre de la familia, un trabajo idéntico al que desarrollaba en Ucrania como vendedor de colchones. Esta familia ucraniana, llegó a España tras pasar muchos días por carretera y gracias a que Oleg cuenta con la nacionalidad rumana, lo que les permitió poder cruzar la frontera con el país vecino a Ucrania.

Una vez en España, y tras entablar contacto con Cassandra y su marido Tommaso, se mudaron al Quintanarejo, donde la pareja tiene una casa que solo usan para el verano o para medias y largas estancias. En Soria, fue la primera familia de ucranianos en conseguirlos papeles y el visado. Desde la hostelería, se les ofreció la oportunidad de trabajar, sin embargo, a Oleg le llamaba más la atención poder conseguir un trabajo de vendedor de colchones como ha estado haciendo los últimos 19 años en Ucrania.

Tras tener una entrevista con PALUX, la crisis en los transportes complicó el poder contraar al ucraniano. Sin embargo, la historia ha salido bien al final, ya que ahora, ha encontrado trabajo en Alicante y el 6 de abril se mudó allí con la familia a un apartamento. Un vez más la generosidad de Cassandra y Tommaso les han ayudado, ya que estos han colaborado con el aval del piso.

La familia de refugiados ucranianos del Quintanarejo se muda a Alicante