jueves. 23.05.2024
SEPRONA_lector microchip
SEPRONA_lector microchip

La Guardia Civil ha investigado a DDM (23) como presunto autor de un delito contra el Medio Ambiente por la supuesta liberación en el medio natural de una hembra de cerdo vietnamita (Sus scrofa domestica raza vietnamita) especie catalogada como exótica invasora, por lo que su introducción o liberación no autorizada está prohibida y penalizada.

Los hechos ocurrieron días atrás, fruto de la fluida y permanente colaboración entre el Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León en Burgos y esta Comandancia de la Guardia Civil; agentes medioambientales intercambiaban información con el SEPRONA en relación al avistamiento en libertad, en un paraje abierto del cinturón perimetral de la capital, de un huidizo ejemplar de este mamífero doméstico que desde hacía varias semanas campaba sin custodia ni persona a su cargo.

Con indicios de tratarse de un posible caso de abandono, la lectura del microchip que portaba la mascota permitió obtener la identidad del propietario; las gestiones practicadas por el SEPRONA han destapado que el titular no había comunicado a la Administración ni denunciado en cuerpo policial alguno la desaparición, pérdida o extravío del animal, si bien éste llevaba tiempo en esta situación desenvolviéndose autónomamente en el medio natural.

Al encontrarse este animal incluido en el catálogo español de especies exóticas invasoras -conforme a lo establecido en el R.D. 630/2013-, y al considerar que su dueño podría haber incurrido en un ilícito penal contra la flora, la fauna y los animales domésticos, ha sido investigado como presunto autor de un delito contra el Medio Ambiente.

La introducción o liberación no autorizada de especies alóctonas perjudiciales para el equilibrio biológico, se encuentra articulada en nuestro Código Penal  como delito contra el Medio Ambiente; para estas acciones se contemplan penas que aplicadas en su grado máximo pueden conllevar multa de hasta 24 meses y prisión de 2 años.

Cabe destacar que, la suelta irresponsable y no autorizada en el entorno natural de ejemplares de este grupo de animales considerados exóticos, puede desembocar en hibridaciones no deseables con otras especies autóctonas, dispersión sin control, transmisión de enfermedades, parásitos, alteraciones y daños en el ecosistema de la zona por afección a la flora y fauna local, así como modificaciones en el comportamiento que deriven en agresividades, por otra parte ausentes en su entorno doméstico.

La Guardia Civil, cuerpo policial pionero internacionalmente en abordar la protección de la naturaleza de forma integral, garantiza el derecho de los ciudadanos a disfrutar de un medio ambiente adecuado, así como el deber de conservarlo, vigilando y haciendo cumplir la legislación medioambiental.

El Cuerpo remarca la colaboración ciudadana y la importancia de denunciar, para lo cual pone a su disposición el número de teléfono 062 o si lo prefiere también el servicio de alertas app alertcops; cualquier información que desee facilitar o colaboración en el ámbito de la seguridad ciudadana, vial, del Patrimonio o medio ambiental es tratada de manera discreta y anónima.

La Guardia Civil investiga al propietario de una mascota exótica por su introducción...