miércoles 28/10/20

Los hosteleros sorianos consideran incongruentes las nuevas medidas adoptadas por la Junta para frenar la expansión del covid-19

Desde ASOHTUR  envían un comunicado en el que informan del cierre de diez bares en la ciudad de Soria y lamentan que más negocios tengan que bajar la persiana de forma definitiva.
21hosteleriajpg
Los negocios de hostelería lo están pasando muy mal con la pandemia.

La Agrupación Soriana de Hostelería y Turismo (ASOHTUR) ha calificado  de "incongruentes e ilógicas" las nuevas medidas publicadas por la Junta de Castilla y León que ponen en jaque a los negocios del sector por la imposibilidad de cumplirlas o obligar al cierre inmediato.

"Entiendo que se adopten medidas para protegernos a todos, pero no comprendemos que se aprueben aquellas no se pueden cumplir. No tiene ninguna lógica", ha asegurado en un comunicado el presidente de ASOHTUR, Pablo Cabezón, quién ha confirmado, además, que de forma inmediata cierran diez bares especiales en la capital a los que seguirá un innumerable rosario de negocios.


Al cierre de los tres meses de confinamiento y las medidas impuestas en la nueva normalidad se suman ahora las últimas restricciones, que entrarán en vigor a las 00.00 de este sábado y que obligan, entre otras, al cierre de los bares especiales (aquellos vinculados al ocio nocturno, que sólo sirven bebidas) e imponen una distancia interpersonal de 1,5 metros entre los clientes de una misma mesa para todos los establecimientos que pueden seguir operando.
"Bares y restaurantes nos planteamos el cierre, primero porque no vamos a poder cumplir la medidas de seguridad a las que nos obligan", ha avanzado el presidente de ASOHTUR quien ha añadido que "es imposible que cada persona que entre en un bar o restaurante esté a metro y medio de sus propios acompañantes, aunque sean de la propia familia. Es inviable y más, que nos obliguen a aplicarlo con tan poca previsión".
El metro y medio obligaría, por ejemplo, a multiplicar por cuatro las mesas, de unos 80 centímetros, que ahora ocupan cuatro comensales.
"Como yo, todos tenemos mañana muchas reservas hechas que tenemos que atender y no podemos afrontarlas. No tenemos ni mesas ni sitio suficiente", se ha lamentado Cabezón.
Durante toda la semana, ASOHTUR ha estado manteniendo conversaciones con la Junta de Castilla y León para contribuir con sus aportaciones a la búsqueda de soluciones que permitiera aunar las medidas sanitarias con la necesaria actividad.
"No nos han hecho ni caso", ha asegurado el presidente de la citada agrupación, que ha reconocido que se siente "engañado".
La incongruencia que denuncia el sector llega a tal extremo que los cierres de establecimientos decretados favorecen la concentración de gente, ha asegurado el representante de la patronal soriana.
"¿Por qué no se permite operar a los bares especiales como bares normales?", se ha preguntado.
"En Soria tenemos más de 200.000 personas este mes de agosto, no vemos normal que cierren establecimientos cuando en estos momentos necesitamos más oferta de ellos para que se reparta el flujo de gente", ha argumentado.
Ahora, el sector verá reducida su ya maltrecha facturación en otro 50 por ciento lo que lleva a plantear el cierre a muchos.
"Si la situación sanitaria es tan grave, que cierren todo, que nos paguen, que nos envíen al ERTE como en el confinamiento", ha planteado.

Los hosteleros sorianos consideran incongruentes las nuevas medidas adoptadas por la...
Comentarios