lunes 17.02.2020

Invertir en el sector inmobiliario de Italia

Invertir en el sector inmobiliario de Italia
Invertir en el sector inmobiliario de Italia

Italia es la tercera economía más grande de la zona euro y su sector inmobiliario supone aproximadamente un 14 % de su PIB. A fecha de hoy, la Comisión Europea prevé que la economía italiana crezca un 0,4 % en 2020 y un 0,7 % en 2021, con una inflación del 0,8 % y el 1,1 % respectivamente.

Teniendo en cuenta que la rentabilidad de la inversión en inmuebles suele ir correlacionada con la inflación y el crecimiento económico, estos datos parecen indicar que el 2020 debería ser un año positivo para la inversión en inmuebles en Italia.

Si miramos más de cerca el mercado inmobiliario italiano, los años 2017 y 2018 fueron bastante positivos para Italia con un aumento importante de las ventas. Sin embargo, en 2019 se ha visto una ralentización de las mismas, aunque es cierto que el último trimestre tuvo un aspecto más positivo.

Según los datos que maneja el Banco de Italia respecto a las hipotecas concedidas por los bancos hasta septiembre de 2019, la zona con mayor crecimiento de hipotecas respecto a la misma fecha de 2018 fue la noreste, con un 3,2 %, mientras que las otras zonas: noroeste, centro y sur e islas se situaban alrededor del 2,3 – 2,5 %. Pendientes de los datos del último trimestre, es de esperar que sean ligeramente mejores en línea con el crecimiento de la última parte del año pasado que comentábamos.

Además, llama la atención que mientras los precios de las casas nuevas han seguido creciendo acorde a lo que sucede en el resto de países europeos, la vivienda usada en Italia está asistiendo a una congelación de precios. Según algunos expertos, explicada tanto por los cambios de forma de vida de una sociedad italiana que para muchas cosas todavía era muy tradicional, como por el mal estado de las viviendas usadas debido a la reticencia de los italianos a acometer obras de mantenimiento.

Así las cosas, la inversión en el mercado inmobiliario italiano puede ser interesante solo si se tienen en cuenta algunos factores como:

Viviendas nuevas o remodeladas

Por lo dicho anteriormente, ahora mismo el mercado nuevo tiene más tirón que el de segunda mano. Por tanto, merece la pena echar un vistazo a las promociones inmobiliarias que se estén desarrollando.

Grandes ciudades o zonas turísticas

A no ser que se conozca muy bien el mercado y por alguna causa especial se decida invertir en una ciudad mediana o pequeña, las inversiones en las grandes ciudades como Roma o Milán o las zonas más turísticas tienen la ventaja de que generalmente ofrecen mejores rentabilidades y mayor liquidez.

¿Cómo acceder a este tipo de inversión si se es un pequeño inversor?

La plataforma de crowdlending Crowdestate ofrece a sus inversores la posibilidad de invertir en proyectos inmobiliarios de obra nueva con regularidad. Merece la pena echar un vistazo, pues además las rentabilidades potenciales de los proyectos suelen superar el 10 %. De hecho, la rentabilidad de los proyectos pasados culminados con éxito alcanza el 17 % anual.

Entre las ventajas de esta plataforma encontramos:

  • Inversión mínimas de solo 100 €

  • Posibilidad de invertir también en Estonia, Letonia, Rumanía y Georgia

  • Proyectos con diferentes perfiles de riesgo y rentabilidad

  • No necesitas preocuparte de la divisa porque puedes gestionar todo en euros

  • Ellos se encargan de contratos, hipotecas y demás documentación

  • Lanzan proyectos regularmente con lo que si uno no te convence puedes dejarlo pasar sin que tu dinero esté parado demasiado tiempo.

Invertir en el sector inmobiliario de Italia
Comentarios