miércoles 14/4/21

Molinos tendrá que esperar a 2022 para vivir el 15 aniversario de su Vía Crucis viviente

La ausencia de la representación ha restado visitantes a la cita anual, en una Semana Santa 'extraña' sin procesiones por las calles.
2015040512271340757
Representación del Vía Crucis viviente en Molinos de Dudro. Fotos: Ángel Leiva.

La escenificación del Via Crucis viviente de Molinos de Duero hubiera cumplido este mes de abril sus primeros quince años desde que se comenzó a representar en la población pinariega.

Este Viernes Santo ha vuelto a ser extraño en Molinos, al no poder recorrer las orillas del río Duero con todo el grupo de gente que participa en la representación anual.

2019042009494646422

Es una puerta en escena que llega a conmover, emocionar y, sobre todo, a sorprender, y supone el  mayor ejemplo de unión con  los cincuenta vecinos que participan en el recorrido que arranca desde la ermita del Santo Cristo, a 500 metros del pueblo sobre las seis de la tarde del Viernes Santo.

 Siempre se realiza el mismo recorrido, puesto que en esta senda hay cruces de piedra y en cada una de ellas se para la procesión para escenificar los distintos pasos.

La gran actuación de la persona que encarna a Cristo, unido todo ello a romanos, tamborileros, esclavos y carros hicieron de este momento un instante único para la población de Molinos.

20190418104207833502019042009495217414

Molinos tendrá que esperar a 2022 para vivir el 15 aniversario de su Vía Crucis viviente
Comentarios