martes. 16.08.2022

"Si no nos ayudan a las familias de niños con Síndrome de Down, nos vamos a tener que ir a vivir fuera"

Chavales, madres y padres reivindican en Salas de los Infantes en el Día Mundial del Síndrome de Down más apoyo en las zonas rurales para hacer la vida más fácil la vida a los niños que tienen esta alteración genética.
undefined
Imágenes en el acto de Salas. /Fotos: R..R. y JJ.A.

Un grupo de chavales de Salas de los Infantes, tras la salida del colegioha lanzado globos al aire, en la tarde del 21 de marzo, como reivindicación de un mayor apoyo para los niños con Síndrome de Down de la comarca. El acto ha reunido a madres y padres de la zona en el parque ubicado junto al edificio de la guardería en desuso.

20220321_172648
Globos lanzados desde el parque de Salas.

"Estamos muy olvidados y los niños con discapacidad o necesidades específicas, más aún", afirma Lucía, madre de un niño con Síndrome de Down, y que ha querido en esta jornada de proyección internacional poner el foco sobre la problemática y "también dedicar un pedacito a los niños de Ucrania ya que Salas es un pueblo solidario, un pueblo de inclusión".

IMG_5864
Madres y padres se han implicado en esta reivindicación.

Tras el lanzamiento de globos, se ha repartido a los chavales unas chuches. Andrés, trabajador de Aspanias, tenía preparada la lectura de un texto sobre el Día Mundial del Síndrome de Down, haciendo referencia a la campaña de este 2022  bajo el título de 'GraciasPorTanto', cuando se cumplen treinta años de la organización Down España. 

IMG-20220321-WA0019
Dibujo que ejemplifica la solidaridad.

Una de las acciones de este día internacional, y así lo quería recordar Andrés, "es el uso de calcetines desparejados, con el objetivo de sensibilizar y concienciar sobre los niños que tienen esta alteración genética".

20220321_172704
Los chavales han protagonizado el acto en el Día Mundial.

Para Lucía, se hace necesario que la ayuda llegue a las zonas rurales. Creen necesario un transporte para poder acercar a los niños a que reciban tratamiento, puedan realizar los ejercicios y la terapia. "Al final nos vamos a tener que ir a vivir a Burgos", lamenta Lucía, al carecer de los servicios en los pueblos y no ayudar en el transporte.

"Para mí el 21 no es sólo el Día Mundial del Síndrome, sino que es una jornada de oportunidad", comenta Lucía, quien habla de "la oportunidad de aprender, de nutrirme de solidaridad, ya que veo la solidaridad de la gente del pueblo".

IMG_5863
Miguel y Lucía, en el acto de Salas.

"Si no nos ayudan a las familias de niños con Síndrome de Down, nos vamos a tener que...
Comentarios