martes 28.01.2020

Soria es la única provincia de Castilla y León que gana habitantes

Es la única provincia que gana población teniendo en cuenta el censo a 1 de julio de 2019. Crece en 111 personas. 

 

Soria es la única provincia en Castilla y León que gana habitantes durante 2019.
Soria es la única provincia en Castilla y León que gana habitantes durante 2019.

En medio de una fuerte lucha contra la despoblación en toda España, se confirma que Soria es la única provincia en Castilla y León que gana habitante. Eso sí, teniendo en cuenta el censo a 1 de julio de 2019. Respecto al 1 de enero del mismo año, en este caso con datos ya definitivos, se crece en 111 personas.  En total vivían en Soria a mediados del último año 89.612 personas, cuando el ejercicio comenzó con 89.501. Aún más, un año antes, a 1 de julio de 2018, la población se situó en 89.415, por lo que Soria ha ganado 197 habitantes en un año. Datos para la esperanza si se tiene en cuenta que salvo algún repunte muy concreto, la tónica descendente era continua y el optimismo, bastante escaso.

El 1 de enero de 2017 se vieron por última vez los 90.000 vecinos en los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Si se retrocede cinco años en el tiempo respecto a los datos publicados ayer, hasta el 1 de julio de 2014, la cifra estaba por encima de las 92.000 personas. Datos que evidencia que queda mucho trecho tan sólo para recuperar las cifras de hace unos años, pero que al menos se ha puesto freno a la caída.

¿La causa? Los guarismos oficiales indican de forma implícita que es la inmigración. El descenso de españoles de cuna residentes es Soria es continuo. Si hace un lustro superaban con holgura los 81.000, en la actualidad son 77.866 personas. Los españoles suponen un 87% de la población y los nacidos fuera de sus fronteras –otra cosa es que tengan o no la nacionalidad– el 13% restante. Los inmigrantes suponen 11.866 censados en la provincia y permiten la subida.

Otro rasgo característico de la provincia es su masculinización. En la mayor parte de sociedades, de forma natural, el número de mujeres es levemente superior al de hombres. La menor esperanza de vida de los varones también influye para que ellas sean mayoría. Pues bien, en la provincia es al revés y no hay visos de que se corrija.

En total hay 45.471 hombres y 44.141 mujeres en los últimos datos publicados por el INE, con una diferencia de 1.330 personas entre géneros. La tónica es constantes y así fue en todos y cada uno de los censos anteriores en los últimos años, fuese el de principios o el de mediados de cada ejercicio. Hay un desequilibrio en torno a las 1.300-1.400 mujeres menos que hombres y, según los expertos, no suelen ser buenas noticias para los movimientos demográficos.

En este caso la inmigración tampoco mejora la situación. Hay 5.967 varones nacidos fuera de España por 5.779 mujeres también de origen extranjero. La diferencia es del 3,2% mientras que entre españoles es del 3%. Dos décimas de diferencia que igualan prácticamente el grado de masculinización entre distintos colectivos.

También matiza las buenas sensaciones de la subida general la distribución por edades. La quinta más abundante es la que tiene ahora 55 años, con 1.514 integrantes en la provincia. Sin embargo niños de un año hay 614 y de dos, 620, bastantes menos de la mitad en cada caso. Son más numerosas las personas de 85, 86 u 87 años, que en todo casi rebasan los 700 sorianos. Y así, el relevo generacional se antoja complicado.

No obstante, en una estadística repleta de matices el saldo migratorio interno resulta positivo. Básicamente, hay más gente que ha venido de otros puntos de España a Soria que soriano que se hayan ido a otras provincias. Así, 736 dejaron otros territorios españoles para censarse en Soria mientras que 628 siguieron el camino inverso. La diferencia arroja un total de 108 personas, lo que unido a la mayor inmigración ha permitido parchear la marcada caída de ciudadanos autóctonos.

Madrid fue la principal fuente de nuevos censados con 175 personas, seguida de Zaragoza (81), Burgos (51) o Barcelona (45). Del resto de provincias y ciudades autónomas llegaron bastantes menos nuevos vecinos, pero salvo de Ceuta hubo aportación de toda España.¿Dónde emigran los sorianos dentro de España? Pocas sorpresas. Madrid (148) y Zaragoza (83) lideran la tabla. También hubo 35 para Barcelona, 45 para Burgos o 29 para Navarra mientras que Valladolid, capital de la Comunidad autónoma y en teoría hermana, sólo recibió a 16 sorianos.

Respecto al saldo migratorio con países extranjeros el balance fue positivo y supuso incorporar a 544 personas más. La población búlgara descendió en 18 personas y la rumana en 21, mientras que la marroquí subió en 29, la colombiana en 52, la venezolana en 72 y tanto las de Perú como las de Ecuador por encima de la veintena, por citar las nacionalidades más habituales. De Soria salieron 244 personas con destino a otros países. No obstante 201 habían nacido precisamente fuera de las fronteras nacionales, por lo que puede tratarse de una segunda migración o un retorno más que de una fuga de autóctonos. Aún así, 43 españoles censados en Soria a principios de 2019 ya no lo estaban a mediados de año.

Soria es la única provincia de Castilla y León que gana habitantes
Comentarios