sábado. 13.04.2024

Jesús Almaraz, un hombre bueno apasionado por Neila

Nos ha dejado Jesús, un hombre bueno. Vecinos de Neila, gente vinculada a la población y habitantes de la comarca que le conocieron, lloran su muerte.

 Y es que Jesús Almaraz era una de esas personas que, inevitablemente, te caen bien. Y es que transmitía una paz, saber estar, una armonía y compenetración que te sorprendía gratamente desde un primer momento.

Ha fallecido en Madrid, a los ochenta años, y afectado por una enfermedad que ha diezmado su salud de forma vertiginosa, ante la incomprensión de su mujer e hijos, y con la imposibilidad de ver retroceder a esa avanzada guadaña que a todos nos ha de segar, en uno u otro momento.

Yo ya le he conocido en la última década de su vida, y me encantaba hablar con él. Los ratos en su casa o en el Hotel Villa de Neila se me hacían cortos. Me contaban en el pueblo cómo llegó su familia a la población, siendo su padre boticario, y, desde el primer momento fue una familia generosa, entregada y solidaria. Me dicen lo que ayudó el padre a muchas personas que no tenían posibilidad de acceder a las medicinas. Hizo mucho por todos, y él heredó ese carácter bondadoso y cercano. Dicen que incluso cuando la familia fue a Palacios de la Sierra, los neilenses eran siempre bienvenidos en su casa.

Deja a Guadalupe, nuestra fiel colaborada, totalmente desolada. La pareja era una piña. Paseaban largos ratos por el monte de Neila, coincidían en sus gustos y aficiones. Sentían verdadera pasión por lo rural en todas sus manifestaciones.

Nos queda su legado. Su trayectoria y experiencia en parte compartida, y un Museo del Vinagre, exclusivo y completo, con producto de distintos lugares que ha ido coleccionando con el paso del tiempo.

Sólo tengo palabras de agradecimiento hacia su persona. Desde Tu Voz en Pinares acompañamos a la familia en este triste y desgraciado momento. Tiempo habrá de hablar de él de forma más amplia y completa. Descansa en paz Jesús. Lo tienes más que merecido.

Sin título
Jesús junto al pino mayo de Neila.

Jesús Almaraz, un hombre bueno apasionado por Neila