domingo 29/5/22
Entrevistas

"Quiero crear un espacio único e innovador que sirva como residencia de artistas"

Berenice Abbott, una de las mejores fotógrafas de la historia, decía con sencillez que la fotografía es vital para ayudar a las personas a ver y así entender el mundo. Alejandro Ronda Santamaría, natural de la preciosa localidad burgalesa de Cardeñadijo, siempre tuvo claro que quería descifrar su propio universo mirando a través de una cámara. Fue así como inició sus estudios de Realización Audiovisual en Burgos. Después, decidió especializarse llevando a cabo un máster en Dirección y Fotografía para cine. "Casi inmediatamente comencé a trabajar como "freelance" para varias productoras tanto en películas como en publicidad. Con el corto “Uka” producido por el burgalés David Castro estuvimos nominados a los Goya. Recuerdo con mucha emoción también el rodaje en Galicia de la película “Faro sin isla” del director chileno Cristobal Arteaga. Dentro de todos los proyectos y trabajos en los que he participado se puede decir que el éxito internacional llegó con el cortometraje A2042 dirigido también por David Castro. Además, también soy post-productor de imagen. Sería algo así como el Photoshop de la película. Al rodar hay muchos factores que no se pueden controlar y por lo tanto se graban planos más claros y también más oscuros. Al final hay que igualar todo los planos y ahí es donde entra en juego el retoque de imagen. También hay grandes diferencias al rodar largos y cortos. Sobre todo tienen que ver con el tiempo de grabación. En publicidad por lo general todo está más controlado. La grabación de los videoclips por su parte suele ser un trabajo mucho más creativo. Las diferencias además también tienen que ver con el presupuesto. Al mismo tiempo también soy formador de audiovisuales y llevo trabajando desde 2010. He dado clases de narrativa audiovisual, fotografía para cine y postproducción. Estuve también en Chile durante algún tiempo. Sin embargo, estos dos últimos años de pandemia han sido muy complicados. El trabajo ha disminuido considerablemente. Si puedo rescatar en este periodo mi participación en el documental sobre el estigma de la salud mental "Monumental" para Televisión Española. 

Alejandro descubrió El Valle Digital viendo una entrevista en televisión en la casa familiar de su pueblo. El proyecto le atrapó porque llevaba tiempo pensando en dejar Madrid para buscar un entorno rural donde desarrollar un proyecto de formación audiovisual. “Me gusta la vida del pueblo, pero por temas profesionales llevo viviendo 17 años en Madrid. En estos últimos años el ritmo frenético de la ciudad me ha saturado. También creo que la edad me ayuda a ver con claridad la búsqueda de una vida más tranquila a pesar de que soy un tío muy inquieto al que le gusta aprender y hacer cosas nuevas. Pero sí, el asfalto agota. Llegué al Valle Digital desde el co-living de Barbadillo del Pez donde estuve hace un mes para ver de primera mano que potencial podía tener. Mi proyecto personal y profesional es algo así como una residencia de artistas. Una especie de centro de creación y de consumo. Un lugar abierto para llevar a cabo exposiciones que junte a todo tipo de artistas. En definitiva, una casa donde disfrutar y promocionar cualquier actividad cultural. Ya hemos tenido una primera reunión de asesoría empresarial para asentar todas las ideas en forma de proyecto. Si tengo claro que tiene que ser un espacio grande. También vi que había un proyecto de observatorio que quiero combinar con este proyecto artístico porque la ciencia y la astronomía son otras de mis grandes pasiones. Un proyecto en el que una parte importante sería la divulgación científica unida al arte. Hay que aprovechar los cielos y el posible turismo astronómico y cultural. De hecho ya existe un sello de turismo astronómico. Creo que la Sierra de la Demanda podría orientarse turísticamente en este sentido”, finaliza Alejandro Ronda.

 

 

 

 

Comentarios
"Quiero crear un espacio único e innovador que sirva como residencia de artistas"