domingo 18/4/21
Piden los visontinos que, con respecto a esta ley, “se imponga el sentido común y se consensúe con todos los afectados”

Los ganaderos de Vinuesa recelan ante el borrador del lobo y alertan sobre sus posibles consecuencias para el sector

“Despreciados y abandonados” es como se sienten los ganaderos de Vinuesa. Y es que esta asociación, -que comenzó en 1991 y que a día de hoy la forman 36 ganaderos-, ha alzado su voz contra el nuevo borrador sobre la estrategia para la conservación y la gestión del lobo.
IMG-20210320-WA0017

Principalmente, los ganaderos que suben a los pastos de verano son los que llevan sufriendo desde hace diez años un aumento de ataques del lobo año tras año, a pesar de las medidas que toman de protección. En las zonas donde se llevan a cabo dichos pastos “el aumento de la presencia de lobos es muy evidente. Son zonas del puerto de Santa Inés, Montenegro de Cameros y Castillo de Vinuesa, donde podemos asegurar que es zona lobera y la tendencia nos dice que se vayan preparando los ganaderos de El Valle y Piqueras”, confiesa el ganadero visontino Antonio Medrano, que recuerda todas las pérdidas que ha sufrido. “Si me pongo a pensar en cada oveja que ya no vuelve, juntaba un buen rebaño. Estos últimos años ha estado entre un 5 y 10% de cada rebaño, comenzando a haber bajas en terneros hasta de tres meses”.

Para ellos, el nuevo borrador sobre la estrategia para la conservación y la gestión del lobo pone en jaque el futuro de la ganadería. “Evidentemente nos jugamos el futuro, pues trastoca nuestro sistema de manejo de pastos, particularmente a cada ganadero y en común a toda la Asociación. El pasado año, un joven ganadero decidió abandonar los pastos de sierra donde llevaba diez años harto de sufrir ataques e intentar seguir en rastrojera. Otro valle que se queda sin ovejas”, añade Medrano, apuntando que este nuevo documento supone, en primer lugar, un desprecio absoluto a su trabajo “por el fondo y las formas, decidiendo quien no la sufre y sin valorar la opinión de los que viven con el problema”.

IMG-20210320-WA0016

“Creemos firmemente que con esta presión excesiva del lobo perdemos todos: los ganaderos que vemos que ni estando esclavos podemos con ellos y nos sentimos despreciados y abandonados. La sociedad en general, pudiendo perder un sistema de manejo ganadero vital que a lo largo de los años ha moldeado sierras de verano y mantenido bosques que nos han llevado a ser considerados un ejemplo de gestión forestal de compatibilidad de usos. Y finalmente el lobo, como especie que está en manos de gente que no tiene el mínimo rubor en imponer sus ideas”, señala.

Bajo su punto de vista, el borrador les obliga a “pelear, pelear y seguir peleando” por su futuro. “Todo el que conoce de verdad esta problemática sabe que no es necesario, tiene mejor salud el lobo que los ganaderos y, sinceramente, lo más preocupante es el fondo ideológico que transmite el MITECO, un ministerio que el mundo rural lo siente muy lejano”.

Piden los visontinos que, con respecto a esta ley, “se imponga el sentido común y se consensúe con todos los afectados sin ideologías extremas. Como ganaderos, pedimos más respeto por nuestro trabajo para poder seguir realizando una labor más importante de lo que desgraciadamente la sociedad conoce. A todas las personas les pediría que busquen la verdad y que decidan quién está verdaderamente en peligro de desaparecer”.

IMG-20210320-WA0018

La asociación de ganaderos de Vinuesa comenzó a funcionar en el año 1991 con 58 ganaderos y un censo de 900 vacas, 42 caballos y 2.100 ovejas. En 2001 se constituyó oficialmente como Junta Agropecuaria Local con 40 ganaderos y un censo de 980 vacas, 8 caballos y 3.800 ovejas. En la actualidad, la forman 36 ganaderos con 1.140 vacas, 18 caballos y 2.760 ovejas.

A lo largo de estos 30 años se refleja la tendencia general de descenso de ganaderos y aumento del tamaño de las explotaciones. Pero el cambio más relevante durante este periodo es el de tipo de explotación en el vacuno, pasando de pequeñas explotaciones dedicadas a la producción de leche y situadas dentro del casco urbano a explotaciones en extensivo dedicadas a la producción de carne y situadas diseminadas por todo el término municipal, realizando un aprovechamiento de pastos mucho más extenso y repartido. Este sistema de manejo llevó a la Asociación a ampliar las zonas de pastoreo dentro del municipio, términos colindantes, fincas privadas y de manera particular un buen número de ganaderos de vacuno y ovino realizan aprovechamiento de pastos de verano en las sierras colindantes de la Rioja.

Los ganaderos de Vinuesa recelan ante el borrador del lobo y alertan sobre sus posibles...
Comentarios