jueves. 25.04.2024
undefined
Agente de Tráfico en la identificación de la persona que conducía el vehículo.

La Guardia Civil de Soria ha procedió, con fecha del viernes 27 de enero, a la investigación de un conductor como presunto autor de un delito  contra la seguridad vial, al sobrepasar la velocidad permitida por el tipo de vía en 93 km/h.

Los hechos sucedieron a las 08:36 horas del día 27 cuando el turismo que conducía fue detectado por un rádar móvil de la Guardia Civil circulando a 213 km/h, a la altura del km. 35,100 de la Autovía A15 (Medinaceli-Pamplona), término de Coscurita (Soria), siendo la velocidad genérica de la vía de 120 km/h.

Las correspondientes diligencias fueron remitidas al Juzgado de Instrucción de Almazán (Soria).

Este tipo de acciones al volante no solo pone en peligro la propia integridad física del conductor, sino la de sus acompañantes, en el supuesto de transportar pasajeros, y la del resto de usuarios de la vía.

Además de las más que posibles fatales consecuencias en el supuesto de una colisión o una salida de vía a esas velocidades, en caso de una reducción drástica de velocidad o una súbita maniobra evasiva se alargan las distancias de parada y aumentan las posibilidades de perder el control del vehículo, respectivamente, coadyuvando al accidente. 

Para estas conductas, el vigente Código Penal contempla penas que aplicadas en su grado máximo pueden suponer prisión de 6 meses, multa de 12 meses y trabajos en beneficio de la comunidad, además de la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por 4 años.

La Guardia Civil detecta un vehículo circulando a 213 km/h en la autovía A15 en Coscurita