miércoles 21/10/20

Los casi diez kilómetros de la SO-920, entre Santa Inés y Montenegro, se abren al tráfico el 2 de octubre

Durante la primera semana de octubre, debido a la finalización de las obras de pavimentación, podrán realizarse cortes de tráfico intermitentes de cierta duración,  como así se ha comunicado desde el Servicio Territorial de Fomento a los municipios afectados.
Carretera Montenegro
Carretera de Montenegro a Viniegra de Arriba./Foto:Gobierno de La Rioja.

El viernes 2 de octubre se abre al tráfico el tramo de 9,8 kilómetros de la carretera autonómica SO-830, entre Santa Inés y la localidad de Montenegro de Cameros (del punto kilométrico 17 al 26,800), que permanecía cerrado desde el pasado 13 de julio (los días laborales, de 09.00 a 19.00 horas), con motivo de la extensión de la capa de suelo cemento sobre la explanada existente en este trecho, dentro de la ejecución de obras que se llevan a cabo esta vía.

A partir del viernes ya se podrá circular en cualquier momento, si bien es necesario recordar que el tramo continuará en obras y por tanto pueden producirse alteraciones de la circulación que serán señalizadas adecuadamente. De hecho, durante la próxima semana, debido a la finalización de las obras de pavimentación, podrán realizarse cortes de tráfico intermitentes de cierta duración,  como así se ha comunicado desde el Servicio Territorial de Fomento a los municipios afectados.

Durante los meses de agosto y septiembre se han realizado los trabajos de construcción de la plataforma y gran parte del afirmado en el tramo reseñado (fabricación y extensión de suelo cemento) que, en su momento, por la ubicación de la planta en el antiguo trazado de la carretera y las particularidades de la ejecución de los trabajos, motivó el cierre indicado de la carretera.

Una vez concluya, a lo largo de la próxima semana, toda la extensión de mezcla bituminosa en caliente correspondiente a esta capa de rodadura entre el Alto de Santa Inés y Montenegro de Cameros, se prevé continuar con el montaje de los sistemas de contención de vehículos, el balizamiento, la adecuación de cunetas y bermas, así como iniciar las labores de señalización horizontal y vertical, durante los meses de octubre y noviembre.

Definición de las obras

Recordamos que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente adjudicó a mediados del pasado año, a la compañía Zarzuela, S.A, Empresa Constructora, por un importe total de 3.795.478,73 euros, las obras de mejora de plataforma y firme de un tramo de 13,915 kilómetros de la carretera autonómica SO-830, desde el Alto de Santa Inés hasta el límite con la Comunidad Autónoma de La Rioja (del punto kilométrico 17 al 30,915), con un plazo de ejecución de 24 meses. Las obras comenzaron en el pasado mes de octubre, pero debido a la declaración del estado de alarma por la pandemia del coronavirus se paralizaron, reiniciándose en el mes de mayo.

Esta carretera discurre por un relieve abrupto con un trazado sinuoso, una anchura de plataforma afirmada entre cuatro y cinco metros, un firme insuficiente y unos taludes de desmonte muy inestables.

La obra proyectada corrige del trazado y mejora el ensanche de la plataforma y el refuerzo o reconstrucción del firme existente en el tramo en cuestión bajo una serie de criterios, como una anchura de plataforma de 7,5 metros (carril de 3 metros, arcén de 0,5 y berma de 0,25 metros por sentido). El firme se ha diseñado con base de suelo cemento y cobertura con mezcla bituminosa en caliente, perfectamente compatible con el afirmando de nueva construcción de variantes y ensanches, permitiendo una ejecución simultánea de ambos, que facilita la puesta en obra y acorta el período de ejecución.

En el tramo final de la obra, desde el puente sobre el río Mayor hasta el límite con La Rioja, en el proyecto se ha adaptado la planta y modificado la rasante para reducir considerablemente el excedente de tierras generado por las obras, a la vez que se mejora notablemente el trazado. De esta manera, el ensanche de la plataforma se efectúa mayoritariamente hacia desmonte, aprovechando totalmente las obras de tierra realizadas y las obras de drenaje ya construidas.

En cuanto a los taludes de excavación ya ejecutados, y para favorecer su estabilidad a largo plazo, se aplicarán una serie de medidas: modificación de la geometría del talud, revestimiento con escollera, construcción de muros de contención de pie de talud e instalación de malla de triple torsión.

Se protegerán los numerosos muros de mampostería existentes a lo largo de la traza mediante terraplenes adosados exteriormente a la plataforma. Para ello se utilizará el material excedente de la excavación de la traza.

Entre otros aspectos, ya se ha construido un nuevo puente sobre el río Mayor y se ha diseñado un sistema de drenaje longitudinal completo, formado por cunetas, bordillos y bajantes, que evacuan las aguas de escorrentía hacia las obras de drenaje transversal o los cauces naturales. Se actualizarán las marcas viales, la señalización vertical y el balizamiento, incluso la instalación de balizas para vialidad invernal, y se instalará barrera de seguridad, incluido el sistema de protección para motociclistas, de acuerdo con la normativa vigente.

El proyecto contempla la modificación de la intersección con la carretera de acceso a Viniegra de Arriba, desplazando su ubicación para mejorar su geometría y maniobrabilidad, dotándola de cuñas de acceso y salida y estudiando, para cada movimiento posible, las distancias de visibilidad de cruce, necesaria y disponible, instalando, en cada caso, la señalización adecuada.

Se ha considerado la reposición de los servicios afectados por las obras y la de los accesos a los caminos y propiedades existentes, la instalación de hitos de hormigón para el amojonamiento de los terrenos expropiados y se han observado las medidas propuestas en el condicionado ambiental. 

Los casi diez kilómetros de la SO-920, entre Santa Inés y Montenegro, se abren al...
Comentarios