domingo 24/10/21

Puntos Limpios, ¿bien utilizados en Pinares o sitios donde se ‘cuela’ todo tipo de residuos?

En líneas generales los pinariegos sí están concienciados con el reciclaje. Aún así, hay malas prácticas como echar escombro y otros materiales ilegales.

DSC_0044

Si existe un servicio imprescindible y cuyo uso ha ido en aumento en la última década es el de los Puntos Limpios, espacios que prestan un servicio público consistente en albergar los residuos para los que no existen contenedores urbanos para su reciclado. Pero, ¿realmente su utilización está siendo efectiva en la comarca de Pinares? ¿Reciclamos lo suficiente? Y, lo más importante de todo, ¿lo hacemos bien?

Existen cinco Puntos Limpios en la zona pinariegosoriana, concretamente en los pueblos de Navaleno, Vinuesa, Covaleda, San Leonardo de Yagüe y Duruelo de la Sierra de los que se encarga la Diputación provincial de su recogida. En la zona pinariego burgalesa el Consorcio de Tratamientos de Residuos Sólidos de Burgos gestiona el Punto Limpio de Salas de los Infantes, -que da servicio a toda la Mancomunidad Alfoz de Lara-, y también recoge los de las localidades de Quintanar, Palacios, Canicosa, Regumiel, Vilviestre y Neila que albergan a toda la Mancomunidad Alta Sierra de Pinares.

Estos recintos captan los residuos domésticos susceptibles de ser reciclados y los almacenan de forma separada hasta su recogida que suele ser una vez al mes. Como dato, solo en la zona del Alfoz de Lara y Alta Sierra de Pinares se recogieron el año pasado más de 3.000 toneladas de residuos. En los puntos limpios pinariegosorianos se recogieron 639.540 kilos de residuos. Ambos datos han ido en aumento progresivo en los últimos años lo que demuestra que estos lugares cada vez son más utilizados por los habitantes pinariegos.

Durante todo 2020, la Mancomunidad Alfoz de Lara depositó en la planta de Transferencia de Salas de los Infantes un total de 2.026 toneladas de residuos. Por otro lado, Alta Sierra de Pinares depositó 1.203 toneladas. En la zona soriana no se funciona como mancomunidad sino como pueblos indivuduales: en Covaleda se recogieron durante el año pasado 218.380 kilos, en San Leonardo de Yagüe 133.099 kilos y en Duruelo de la Sierra con 108.079 kilos. En el punto limpio de Vinuesa, que atiende también los residuos de las localidades cercanas de Molinos de Duero y Salduero, se recabó el pasado año un total de 101.282 kilogramos de residuos. El punto limpio de Navaleno, por su parte, concentró durante 2020 un total de 78.700 kilos.

Pero a esta buenas practicas se les han sumado también en esta última década varias problemáticas que han empañado el uso de estos lugares. Dónde verter los escombros es una de ellas. Solo durante el pasado año en el punto limpio de Salas se gestionaron 8.960 kilos de residuos de construcción y demolición que no deberían de haberse depositado allí.

“Cuando aparecen vertido ilegales en las inmediaciones del Punto Limpio, -como lo son los escombros-, se avisa a los agentes medioambientales al objeto de intentar localizar a los responsables de dicho vertido. Tras la toma de muestras y fotografías por parte de dichos agentes, se procede a la recogida de los residuos, la limpieza de la zona y la oportuna gestión de los mismos”, explican desde el Consorcio de Tratamientos de Residuos Sólidos de Burgos.

Y es que con la clausura de todos los vertederos de la zona, -con motivo de la obligatoriedad del Plan de Residuos Urbanos y Envases de Castilla y León-, surgió hace años en la comarca un problema que no es otro que la falta de lugares donde echar el escombro industrial y comercial, situación que está provocando que este tipo de basuras aparezcan en lugares no propicios para ello, como contenedores domésticos, en las puertas de los Puntos Limpios o incluso en el entorno natural. Los Puntos Limpios no admiten el tipo de basuras que recogen los vertederos, por lo que los restos de materiales deben llevarse a escombreras legales que se encuentran a kilómetros de distancia.

dav

Otra de las problemáticas que se vive a diario en los Puntos Limpios son las ruedas o neumáticos que tampoco son aceptados y que algunos usuarios abandonan en los alrededores de estos espacios. Otro ejemplo: en el punto limpio de Salas el pasado año se recogieron 2.740 kilos de neumáticos fuera de uso.

Otro problema es simplemente que hay personas que no saben separar bien los residuos, aunque “en líneas generales el usuario está bastante concienciado en cuanto a la forma de utilizar el punto limpio”, señalan desde el Consorcio de Residuos. Los Puntos Limpios que están controlados, es decir, que cuentan con un operario que vigila el servicio son los que mejor combaten todos estos problemas, consiguiendo un buen funcionamiento en la separación de las basuras para reciclaje, evitando además la llegada de escombros.

La mayoría de los puntos limpios de Pinares cuentan con personal. Es el caso por ejemplo de Navaleno, uno de los más antiguos de la comarca tras más de veinte años de actividad. Sonia Alonso es una de las personas que más años ha estado al frente del Punto Limpio de Navaleno, concretamente los últimos catorce años en los que su experiencia le ha hecho ver cómo la gente ha ido utilizando más y mejor este servicio con el paso de los años.

“Nos vamos concienciando poco a poco, aunque siempre ves de todo, hay gente que sabe reciclar y otras personas que pasan de todo, no saben o simplemente no quieren. Lo que sí es verdaderamente importante es tener un control, que haya una persona atendiendo el Punto Limpio para vigilar su uso. Si no hay nadie se descontrola bastante, ejemplo de ello es que en cuanto te vas y vuelves te puedes encontrar con cualquier basura tirada en el contenedor que no es, escombros que no se pueden tirar en este espacio o incluso cualquier tipo de basura en la misma puerta. Siempre hay gente para todo, los que respetan y los que no”, confiesa Sonia Alonso. 

Por el contrario, otros puntos limpios de la comarca no tienen personal trabajando exclusivamente en el control de estos lugares como ocurre en Quintanar donde la persona que quiere usar el Punto Limpio solicita la llave en el Ayuntamiento y hace uso del recinto. “Muchas veces te encuentras que la gente tira los residuos donde no corresponde, la madera en el vidrio y el vidrio en el plástico. Otros dejan escombro que está prohibido, y también nos encontramos con que lo dejan en la puerta, con lo que luego los operarios tienen que ir a recogerlo. Es increíble pero es así. Hay de todo, gente que lo usa bien y mucha, pero mucha gente que lo usa mal”, explica Montserrat Ibáñez, alcaldesa de la población, asegurando que esta problemática es extensible también al resto de pueblos de la Mancomunidad.

Como indicábamos, en estas instalaciones se recogen de forma gratuita los residuos domésticos que, por su gran volumen o por su peligrosidad, no deben arrojarse a la bolsa de la basura ni depositarse en los contenedores de la calle. Por ejemplo, por cada visita solo se pueden tirar 250 kilos de restos de madera y jardinería, 250 kilos de enseres y voluminosos, 2 unidades de pantallas de ordenador, 50 unidades de pilas, 25 litros de aceites de motor, 50 kilos de ropa usada, 2 colchones y 2 unidades de electrodomésticos. En el caso de papel y cartón sin límite.

HORARIOS Y APERTURAS

El Punto Limpio de Duruelo abre de lunes a viernes de nueve de la mañana hasta las 13 horas. El de Covaleda está abierto de 8 horas de la mañana a 15 horas de la tarde todos los días. El Punto Limpio de San Leonardo abre los lunes de 12 a 13 horas, los miércoles y viernes de cuatro a seis de la tarde y los sábados de 11 a 13 horas. El de la localidad de Vinuesa mantiene las instalaciones abiertas al público de lunes a viernes a 15 a 18 horas y los sábados de 11 a 14 y de 16 a 18 horas. El de Navaleno abre los martes y jueves de 11 a 14 horas y los sábados de 10 a 14 horas. Por último, el de Salas de los Infantes, abre de lunes a viernes de 10.30 a 14 horas y los sábados de 10.30 a 13.00 horas.

IMG_0707IMG_0708IMG_0709

Puntos Limpios, ¿bien utilizados en Pinares o sitios donde se ‘cuela’ todo tipo de...
Comentarios