sábado. 20.07.2024

Salduero es una de las localidades pinariegas donde más tiempo se lleva pingando el mayo. Se trata de una tradición que no se ha perdido gracias al empuje de los vecinos y que a día de hoy continúa siendo una de las celebraciones más importantes del año. En esta ocasión, este municipio vuelve este fin de semana a levantar un pino mayo que sobrepasará los 20 metros de altura y lo hará con la ayuda y destreza de los mozos este sábado 29 de abril, con motivo de la festividad de La Cruz de Mayo que contará con dos jornadas festivas.

Esta fiesta se celebraba el día 3 de mayo y cuando caía entre semana la afluencia de personas en la pingada era en ocasiones escasa. Así que se decidió pasarlo a fin de semana y desde entonces la participación es mayor. Tanto para los mozos como para todo el pueblo la pingada es el mejor día del año, “una sensación de emoción y orgullo por conseguir que las tradiciones no se pierda, además de ser un día de unión de todos los jóvenes de Salduero”, confiesa uno de los participantes, Pedro de Diego.

“La pingada comienza temprano, quedamos a la ocho de la mañana y los mozos nuevos tienen que traer moscatel y galletas. Es algo obligatorio que dicta la tradición. Después vamos a por el mayo al monte, lo cortamos, arrastramos y vamos a por la picota. Luego almorzamos todos juntos y después cargamos el mayo en el carro para comenzar el recorrido hasta el pueblo”, explica De Diego.

Será en torno a las 13 horas cuando los mozos lleguen a la plaza y comience la pingada. Una mañana que además estará amenizada por los gaiteros ‘Toques del Duero’. La noche se completará con dj en el salón del Ayuntamiento. Para el domingo, a partir de las 13.30 horas, misa en la ermita de Santa Elena con bendición de los campos. 

 
 
 
 
 

Salduero celebra la Cruz de Mayo