domingo. 16.06.2024

José Antonio Alonso y Diego Vicente son los dos jóvenes que este año tendrán la responsabilidad y el orgullo de ser mayorales, una tradición que en Duruelo de la Sierra es una seña de identidad. A pesar del paso de los años, se ha logrado mantener y en estas fiestas de Carnaval serán ellos, José Antonio Alonso y Diego Vicente, los que den continuidad a la tradición.

Su labor es la de organizar la fiesta con la ayuda de los motriles, los quintos de 18 años. Ellos tienen 27 y 28 años respectivamente y son uno de los protagonistas de la jornada del martes 21 de febrero donde se vivirá la Ronda Popular.

Ataviados con el traje típico, -recuperado hace varios años-, los dos jóvenes dirigen la ronda de mozos, uno delante y otro atrás, con el objetivo de que ningún mozo se escape del grupo durante todo el recorrido por las calles del pueblo, que dura en torno a una hora. Portarán en su mano una vara de avellano, que tendrán que usar en caso de que algún mozo se escape de la ronda. En este objetivo ayudarán los motriles, que con cintos de cuero darán algún que otro cintazo a quien se intente salir de la agrupación. Se desconoce verdaderamente el origen de este festejo durolense, pero recuerda a otros muchos en los que la característica común es la de representar por un lado un cierto descontrol y por otro una figura -la del mayoral- que pretende todo lo contrario: el orden y la obediencia.

“Para nosotros es un verdadero orgullo que nos hayan elegido mayorales”, reconocen José Antonio Alonso y Diego Vicente, “aceptar este cargo es una forma de dar continuidad a la tradición y es lo que tenemos que hacer en los pueblos. No debemos dejar que las costumbres se pierdan, debemos empujar todos, los jóvenes sobre todo para que este tipo de rituales festivos tengan continuidad”, explican los dos mayorales.

“En los pueblos cada día hay menos gente, pero en fiestas como la de Carnaval mucha gente que vive fuera pide día en el trabajo para venirse a Duruelo. Eso hace que el Carnaval en este pueblo siga siendo todo un éxito. Por ponerte un ejemplo, rozan el centenar de mozos los que participen en la ronda y en la comida, y también será esa cifra las mujeres que se junten a la comida que hacen en un restaurante del pueblo, con lo que ahí es donde se ve la implicación de los durolenses y durolensas en que la tradición continúe”, concluyen.

La Ronda saldrá a las dos de la tarde desde la plaza, donde los músicos con guitarras, laúdes y bandurrias encabezarán la agrupación cantando las particulares coplas.

Duruelo: “Ser mayoral significa dar continuidad a la tradición”