martes 28/9/21

La sustitución del vallado permite adaptar la pradera de Revenga a los usos cotidianos y preparar La Vuelta

Con cargo al Fondo de Mejoras a los que se destinan recursos del espacio forestal.
El nuevo vallado una vez colocado en el paraje de Revenga.

Durante estos días se acomete el vallado de perimetral del área más transitada de la pradera de Revenga, la ubicada junto a la Casa del Comunero en un espacio que delimita la pista de entrada al monte, en la conexión con la CL.117, con la zona recreativa y de merenderos.

"El vallado se ejecuta con cargo al Fondeo de Mejoras", comenta la alcaldesa de Quintanar de la Sierra, Montserrat Ibáñez, quien recuerda que con la sustitución de la estructura de madera se adapta a exigencias para la etapa de La Vuelta Ciclista a Burgos, con la salida de la última etapa de esta edición, la de Revenga-Lagunas de Neila el sábado 7 de agosto.

El vallado es más seguro para no permitir la entrada del ganado, colocando estructuras para que sólo puedan acceder las personas al espacio. También se permite sustituir mejor las varas, al colocarse de forma independiente y no conectadas como en la anterior disposición de la valla.

Además del vallado de madera se ha construido un muro de piedra que permite delimitar la pista interior con la zona del merendero y tiene distintas funciones, entre otra servir de asiento para el reposo en la visita al paraje.

La Casa del Comunero vuelve a estar otro verano más cerrada para el servicio de bar-restaurante. Personas a nivel individual, parejas y grupos se acercan estos días al paraje sin saber, en muchos casos, que este servicio no está disponible en esta temporada. Desde la propiedad del Monte Comunero, con los ayuntamientos de Canicosa, Quintanar y Regumiel, se está buscando una gestión conjunta de los recursos de Revenga a fin de hacer más atractiva su explotación.

La sustitución del vallado permite adaptar la pradera de Revenga a los usos cotidianos...
Comentarios