martes 24/5/22
undefined
Cafetería próxima a La Fuentona en la mañana del miércoles 20 de abril.

Las primera horas del miércoles 20 de abril han dejado ver las diferencias frente al uso de la mascarilla en pueblos de la comarca pinariega. Bares de la zona, oficinas bancarias y establecimientos de comercio han recibido en esta mañana a las primeras personas que accedían sin la mascarilla, aunque buena parte de los usuarios han continuado con el 'tapabocas' como si nada hubiera cambiado.

"Yo lo voy a seguir llevando", comenta una vecina, al acceder a la tienda en la que realiza sus compras habituales. El argumento es que "el virus sigue haciendo de las suyas y vuelve la gente a los hospitales".

Casi a la misma hora que accede la vecina a la tienda, un hombre está realizando el pago de su compra en el comercio. "Ya era hora que la quitaran", comenta sin la mascarilla en su rostro, "pues esto era ya una tontería, unos la llevaban y otros no, la tenías un rato y luego te la quitabas, no sirve para nada", manifiesta con rotundidad.

En los colegios, durante esta mañana se seguía utilizando a la espera de las directrices desde Educación, y en consultorios médicos y centros de salud, no se ha puesto en duda.

En las empresas también hay disparidad, en las de mayor número de trabajadores se continúa con el uso de la mascarilla de forma más generalizada, y en varias de las más pequeñas ya se ha retirado esta mañana. Parte de los trabajadores la llevan y otros no.

La medida adoptada por el Gobierno está cuestionándose en algunas Comunidades, y piensan que en interiores se debe respetar el criterio de los expertos de la Ponencia de Alertas y Planes de Preparación y Respuesta, que abogan por no retirarla en todos los espacios ni para todas las personas. No obstante, no todas están de acuerdo en el momento exacto en el que se debe establecer esta nueva medida.

La retirada de la mascarilla también divide a la gente en los pueblos de Pinares
Comentarios