jueves. 18.07.2024
Burgos BH
Burgos BH

Después de la disputa de los campeonatos nacionales, en las que se lograron dos victorias en Mongolia y Guatemala, el Burgos BH vuelve a competir esta semana lejos de casa. Los morados se encuentran ya en China para disputar el Tour del Lago Qinghai, prueba del segundo escalón de la UCI que tendrá lugar del 7 al 14 de julio. El equipo dirigido en la prueba asiática por Damien Garcia regresa en busca de una victoria que a punto estuvo de llegar el año pasado. En aquella edición, una gran actuación colectiva permitió a Eric Fagúndez acabar segundo en la clasificación general, empatado a tiempo con el ganador tras una decisión polémica en la toma de tiempos de la última etapa que apartó al uruguayo del primer escalón del podio.

Fagúndez volverá a China como uno de los hombres fuertes del Burgos BH en una carrera montañosa y disputada a una gran altitud, en el oeste del país. El uruguayo acude tras haber competido y realizado entrenamientos de calidad en América en las últimas semanas. Otro corredor que ya destacó el año pasado y que regresa a Qinghai es el arandino Mario Aparicio, que, junto con Jambaljamts Sainbayar, tratará de destacar en la montaña. Georgios Bouglas y Clément Alleno serán los hombres a seguir en las llegadas al sprint, mientras que Ander Okamika y Rodrigo Álvarez completarán el siete de los morados.

QINGHAI

El Tour del Lago Qinghai renueva su recorrido con respecto a la pasada edición, pero mantiene su carácter montañoso, con puertos a gran altitud a mitad de las etapas y un terreno perfecto para provocar escabechinas en el pelotón. Lo que no cambia es la tradicional etapa inicial en Xining el domingo 7 de julio. Una jornada completamente urbana en la que se darán nueve vueltas a un circuito local de 13 kilómetros, con una previsible llegada al sprint. La montaña hará acto de presencia el día siguiente, cuando se conectarán las localidades de Duoba y Huzhu. El puerto de Beishan Yakou al inicio de la jornada podría romper la carrera y marcar las primeras diferencias en la general.

La tercera etapa llevará a los corredores hasta Guide tras 200 kilómetros de recorrido nuevamente escarpado, con dos puertos que se coronan a más de 3000 metros de altitud, poniendo a prueba la capacidad de aclimatación de los corredores a la alta montaña. El miércoles, camino de Gonghe, la subida a Yunshang Bakatai, con sus 30 kilómetros de ascenso, supondrá el mayor reto para los corredores, antes de una segunda mitad de la carrera más asequible. Un día después se repite la fórmula en la etapa que llevará a los corredores hasta Xihaizhen: dos puertos en la primera hora de carrera y un final más asequible para los velocistas que logren superarlos.

El sexto parcial de la prueba, recorriendo siempre las proximidades del lago que da nombre a la prueba, conducirá hasta la ciudad de Qilian, superando nuevamente los 200 kilómetros de recorrido. Una jornada con dos puertos de montaña en el camino, el último situado a solo 35 kilómetros del final. El sábado el pelotón se dirigirá hacia Menyuan con una etapa con dos mitades bien diferenciadas. Un inicio siempre en ascenso hasta el puerto de Jingyangling Yakou y un final favorable en el que rodar a altas velocidades. La carrera terminará en esta misma ciudad el domingo 14 de julio con la enésima etapa de montaña, que incluirá dos altos puntuables y las últimas bonificaciones en juego en los sprints intermedios, factor que podría volver a resultar decisivo de cara a la general final.

El Burgos BH busca la revancha en el Tour del Lago Qinghai